Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amaia Salamanca lleva a Olivia al trabajo de Rosauro Varo para que la conozcan

Amaia Salamanca feliz con su hija Olivia a todas partes. La joven no se separa de su pequeña recién nacida y es que desde su llegada al mundo se ha convertido en la protagonista del hogar. Olivia Varo Salamanca vino al mundo el pasado 9 de abril en la Clínica Ruber Internacional.
AMAIA SALAMANCA Y SU HIJA OLIVIA VISITAN A ROSAURO EN EL TRABAJO
Entregada en su nueva faceta como madre primeriza, la actriz salió por la mañana de casa y disfrutó con su pequeña de un tranquilo y primaveral paseo por las calles de Madrid. A punto de cumplirse un mes de su nacimiento, Olivia descansaba en el carrito que empujaba la feliz mamá.
Como recordaremos, Amaia dio a luz a su primer hijo, una niña llamada Olivia. La actriz ingresó a primera hora del miércoles 9 de abril en la Clínica Ruber Internacional de Madrid y horas después vino al mundo su pequeña. Olivia Varo Salamanca colmó la felicidad de sus padres, que viven con mucha ilusión estos momentos de alegría.
La intérprete mantiene una relación desde hace tres con el empresario sevillano Rosauro. En los meses de embarazo Amaia se encontraba en un período muy relajado de su vida. Tras el final de la serie 'Gran Hotel' de Antena 3, la actriz no contó con proyectos profesionales y aprovechó para colaborar en los trabajos empresariales de Rosauro.
En 2010, Amaia Salamanca ya era una figura popular tras su intervención en la serie televisiva de Telecinco 'Sin tetas no hay paraíso', que logró unos altísimos índices de audiencia y la convirtió en un reclamo popular. También tuvo una gran repercusión su papel de Letizia en la miniserie que la misma cadena rodó sobre los príncipes de Asturias. La actriz era la réplica de la Letizia periodista y la Letizia princesa. Fue por esa época cuando se empezó a rumorear acerca de la especial amistad entre el empresario y la bella actriz, que se habían conocido en Ibiza gracias a una fiesta organizada por un amigo común.
LA ACTRIZ CON SU PEQUEÑA A TODAS PARTES
A partir de ahí se hicieron inseparables, pero su romance no fue público hasta meses después. Dado el currículum amoroso de Varo, muchos vieron a Amaia como un trofeo más, pero hasta ahora el empresario ha demostrado que no es así y que están felices tras la llegada al mundo su hija Olivia.
El parto, que fue asistido por el Dr. Luis Ignacio Recasens, el mismo que atendió a la Princesa de Asturias, fue muy rápido y tanto la recién estrenada mamá como el bebé se encuentran muy bien. Todo marchó estupendamente, tanto es así que tan solo dos días después de dar a luz Amaia se marchó a casa con su recién nacida. El parto natural permitió que la feliz mamá estuviera tan solo dos días ingresada y que el viernes 11 de abril abandonara el centro hospitalario con su pequeña en brazos.
Quince días después de su nacimiento Amaia disfruta de su faceta de madre y no se separa de su pequeña. Quiso sorprender a su pareja y se dirigió con su niña al puesto de trabajo del empresario. Amaia, que poco a poco ha ido recuperando su figura, lucía muy guapa y espléndida.
AMAIA, QUE POCO A POCO HA IDO RECUPERANDO SU FIGURA, LUCÍA MUY GUAPA Y ESPLÉNDIDA
Llevaba para la ocasión pantalón negro, botos marrones, rebeca de lana de color beige, foulard naranja, bolso de la firma 'Louis Vuitton' y blusa verde. No se despegó de su teléfono móvil, quizás hablaba con Rosauro explicándole cómo se encontraba la pequeña.
Tras visitar a Rosauro, Amaia abandonó la oficina y regresó a casa. Antes coincidió con su amigo Javier Hidalgo, que se encontraba en la puerta del edificio. Fue en ese momento cuando Amaia recibió las felicitaciones de una persona que también se encontraba allí.