Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amy Winehouse quemó en una barbacoa un regalo de Alexander McQueen

Amy Winehouse, en Londres. Foto: Gtrestelecinco.es
Hace tan solo unas semanas de su muerte y poco a poco se van conociendo más facetas de la artista del soul. Todos señalan de ella que era una persona que se desvivía por los demás e incluso que odia la fama y el estilo de vida de una celebrity como tal.
Por ello no es de extrañar que 'Daily Mail' haya publicado que Amy Winehouse quemó un vestido de Alexander McQueen en la barbacoa de su casa. 
Al parecer todo comenzó el día que ambas estrellas desaparecidas hoy se conocieron. Según apunta la publicación, el diseñador que se suicidó este pasado año tuvo unas malas palabras contra Amy durante una fiesta y esta se lo tomo fatal.
Tanto fue así, que Alexander McQueen reconoció a los días su metedura de pata y mandó uno de sus vestidos valorado en más de 17.000 a casa de la artista, pero parece que Amy era muy rencorosa y ni corta ni perezosa lanzó el traje a la barbacoa, lo escupió y le hizo saber al diseñador donde había acabado su regalo.
Una lucha que se conoce ahora, que parece que jamás se arregló en vida y que demuestra que Winehouse "nunca le dio importancia al dinero y a la fama", tal y como aseguran sus seres más queridos. ¿Cuánto valdría esa pieza ahora que ambos protagonistas ya han fallecido?