Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Animales Nocturnos', de Juan Mayorga, vuelve hoy al Centro Cultural de la Villa, en plena crisis de refugiados

Centro Cultural de la Villa de Madrid acoge desde este miércoles 4 de mayo y hasta el 5 de junio una nueva versión del texto 'Animales Nocturnos' del dramaturgo español Juan Mayorga, que trata sobre esas "otras formas de violencia, de situaciones en las que un ser humano descubre una diferencia que le permite estar por encima de otro ser humano y la aprovecha".
Así ha definido Juan Mayorga 'Animales Nocturnos' durante su presentación en Madrid. La obra fue llevada a los escenarios por primera vez en 2003 por la sala Guilandera y su origen se encuentra en 2002, en el Royal Court de Londres, donde Mayorga fue uno de los cuatro autores de distintos lugares elegidos para escribir textos de 10 minutos sobre la política de sus respectivos países.
Así, Mayorga decidió escribir su pieza sobre la Ley de Extranjería, ya que ésta se aprobó en aquel entonces en España. Ahora, la obra vuelve en el contexto de la crisis de refugiados que vive Europa. Precisamente, una de las actrices del espectáculo, Irene Serrano, ha recalcado la necesidad de que esta obra vuelva a los escenarios por este tema.
Carlos Tuñón es quien dirige este montaje, cuya puesta en escena corre a cargo de El Aedo, compañía con experiencia en teatro clásico que por primera vez se enfrenta a un texto contemporáneo, según ha indicado el productor de la compañía, Jesús Torres.
En este sentido, 'Animales Nocturnos' habla de las leyes de inmigración, "de un ser humano cualquiera que tiene papeles, que es un documentado, y que observa cómo esa ley le ofrece un poder sobre otro ser humano y ejerce ese poder", según ha explicado el dramaturgo.
Tal y como continúa el autor, 'Animales Nocturnos' "no es una obra de blancos y negros", sino que es una obra "vinculada con aquel espacio moral y político" que se denomina como "zona gris", en la que que, al mismo tiempo, se encuentran tanto las víctimas como los verdugos. Además de tener un "carácter social y político intenso", según comenta Mayorga, la obra tiene "otras dimensiones", como es la "dimensión poética".
'Animales Nocturnos' presenta a unos personajes con "luces y heridas", según relata el dramaturgo, dos vecinos --más sus respectivas parejas--, que tras semanas saludándose, hablan una tarde en una cafetería. Uno es un 'sin papeles' (Hombre Alto) y el otro es un ciudadano de pequeña estatura (Hombre Bajo) que, a cambio de amistad, silencia la condición de extranjero ilegal de su vecino.
IDENTIFICACIÓN CON EL VERDUGO
En cambio, para el autor, 'Animales Nocturnos' "no es una obra de verdugos y víctimas puros", y se pregunta "hasta qué punto" cree la sociedad que debe evitar "ese tipo de construcciones, representaciones, que ofrecen al espectador la posibilidad de satisfacer su natural deseo de identificarse con la víctima", ya que, a su juicio, el lugar de la víctima es percibido como "el lugar de la inocencia".
"Todos queremos ser inocentes, no hay nada más atractivo que una buena conciencia", ha apuntado el autor, quien confiesa que la obra está construida para que los espectadores se identifiquen también con el verdugo, ya que eso significará que están haciendo "algo moral y políticamente útil".
De hecho, Mayorga reconoce que este tipo de violencia no es "algo muy extraño" en la propia experiencia de cada uno. "¿Cuántos españoles se sirven de algo así para emplear a un 'sin papeles' ofreciéndole un salario que probablemente es inferior al que tendría que recibir un hombre documentado? Esa es una forma de violencia, es una utilización de una asimetría", ha ejemplificado. "Me he encontrado con cualquiera de estos cuatro personajes a lo largo de mi vida", ha añadido.
Por otro lado, Mayorga cree que "la escena básica en un escenario es el encuentro entre Caín y Abel", que resume en un "encuentro de dos personas o personajes". "Un ser humano puede ver en otro un obstáculo, un medio para realizar un deseo, una presa, pero también puede ver en el otro un compañero, alguien a quien ayudar, alguien respecto del que uno tiene responsabilidad absoluta", ha explicado Mayorga, quien considera que "una y otra vez" se cuenta en la obra este encuentro. Por este motivo, afirma que "en alguna medida, 'Animales Nocturnos' es una revisión del encuentro entre Caín y Abel".
Por su parte, el director de la obra, Carlos Tuñón, considera que 'Animales Nocturnos' es una obra sobre una "relación de amistad". "En ese juego de espejos, de simetrías y asimetrías, la luz y la sombra nos permite desvelar zonas oscuras, que entendemos que es donde reside el germen de la violencia, y zonas más luminosas", ha explicado.
REESCRITURA DEL TEXTO
"Cualquier escritor se siente tentado por la reescritura, tanto más cuando escribes para el teatro y una y otra vez te ves expuesto ante tus personajes, ante las situaciones, y estos personajes no han dejado de acompañarme durante este tiempo y yo sentía una y otra vez posibilidades de desarrollo e intuía ocasiones para entregar algo más", ha explicado Mayorga, quien afirma que "todavía" siguen trabajando en el texto, "siempre buscando aquel gesto, aquella frase que de algún modo signifique toda la obra".
"Muchas veces las modificaciones son muy pequeñas", continúa Mayorga, que señala que "en ocasiones basta tachar una frase o introducir una palabra para que una situación se inflame".
'Animales Nocturnos' cuenta con un reparto encabezado por Jesús Torres --productor de la compañía--, que interpreta al Hombre Bajo; Pablo Gómez-Pando, que interpreta al Hombre Alto; Irene Serrano, quien da vida a la mujer del personaje de Torres; y Viveka Rytzner, quien interpreta a la esposa del Hombre Alto.
Asimismo, El Aedo desarrolla, a la par que sus espectáculos, un programa propio de actividades paralelas en torno a sus obras, el Programa Réplica, cuyo objetivo es dotar al espectador de herramientas para formar una nueva generación de espectadores capaces de valorar con criterio las artes escénicas. Dentro de este Programa, propone, paralelamente a 'Animales Nocturnos', 'Diálogos en torno a la caja', una serie de actividades que se llevarán a cabo en el Teatro Fernán Gómez hasta el 5 de junio.
En concreto, estos diálogos están programados para el 12 de mayo ('Diálogo con el público'); el 19 de mayo ('Diálogo en torno al teatro para jóvenes espectadores'); el 26 de mayo ('Diálogo en torno al teatro de Juan Mayorga'); y el 2 de junio ('Diálogo en torno al teatro social').