Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Avatar", mejor película de drama

"Avatar", de James Cameron, consiguió hoy el Globo de Oro a la mejor película de drama, el último galardón de la ceremonia.
En ese campo competía con "The Hurt Locker", "Inglourious Basterds", "Precious: Based on the novel Push by Sapphire" y "Up In The Air".
"Éste es el mejor trabajo del mundo", dijo el cineasta canadiense. "Lo que hacemos es entretener a una audiencia global, así que os dedico un aplauso a todos", prosiguió el realizador, antes de recordar que su filme manda un mensaje: "todo está conectado, entre nosotros y con la Tierra".
Cameron también dedicó el premio a su reparto y al equipo de producción del filme. "Somos familia ahora, os guste o no", apuntó.
"Avatar", que lleva recaudados 1.600 millones en todo el mundo -es la segunda película más taquillera de la historia- es una superproducción en 3D que mezcla alienígenas, humanos y efectos especiales, en una historia que traslada al espectador al año 2154 en el planeta Pandora, un lugar donde existe un mineral capaz de acabar con la escasez energética terrestre.
Los Na'vi y los humanos se enfrentan entonces por un mismo territorio. Por esta razón, los humanos crean unos individuos híbridos, los "avatares", unos alienígenas con ojos amarillos y de más de tres metros de altura que con una mezcla de ADN humano y Na'vi son controlados por los cerebros de los hombres.
Así, Jack Sully (Sam Worthington), un antiguo marine minusválido, es el encargado de dirigir a su avatar para integrarse en el mundo de Pandora de la mano de los Na'vi.