Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BOE publica la nueva Ley de Radio Televisión Valenciana que permite externalizar franjas de programación

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este martes la Ley 3/2012 de 20 de julio de la Generalitat de Estatuto de Radio Televisión Valenciana (RTVV), que permitirá externalizar franjas de programación y reducirá de 12 a nueve los miembros del Consejo de Administración.
La nueva ley, que las Cortes aprobaron el pasado 12 de julio, nace, según se contempla en la propia norma, con la idea de "hacer compatible la rentabilidad social y la viabilidad económica en la prestación de servicio público de radio televisión".
Según contempla la norma, no se excluye la posibilidad de que Radio Televisión Valenciana pueda externalizar la producción y edición de contenidos, así como la provisión de medios materiales, técnicos y humanos que requiera la prestación del servicio, respetando los límites establecidos en la legislación básica estatal.
RTVV producirá y difundirá contenidos "de calidad" en todos los géneros. Asimismo, con el fin de cumplir los objetivos de servicio público encomendados, "y en la medida en que el espectro radioeléctrico y la tecnología disponibles lo posibiliten y se disponga de los medios personales y materiales necesarios", el ente irá tendiendo a la difusión de contenidos dedicados al público infantil y juvenil.
Los objetivos generales y de programación contenidos en la disposición adicional primera de esta ley se desarrollarán de manera precisa a través de un contrato programa, que tendrá una duración de tres años y que deberán suscribir el Consejo y Radiotelevisión Valenciana, SA.
20% DE EMISIÓN DE OBRAS VALENCIANAS
El ente deberá reservar el 20 por ciento de su tiempo de emisión a anual a la difusión de obras audiovisuales y cinematográficas valencianas, sin perjuicio de que el contrato programa contemple exigencias adicionales "en aras a promover la difusión de obras valencianas y de productores independientes".
La nueva ley, en el capítulo dedicado a la naturaleza, estructura y régimen jurídico, señala que RTVV "optimizará los costes derivados de los recursos técnicos y humanos, con las salvedades que se deriven de los condicionantes legales, técnicos o de producción". Además, podrá prestar servicios de telecomunicaciones a terceros, utilizando los medios técnicos, materiales y humanos de que disponga.
RTVV, según está establecido, actuará "con absoluta independencia y transparencia, sin que pueda recibir instrucciones, directrices o cualquier clase de indicación imperativa del Consejo ni de grupos políticos, económicos, sociales u otras instituciones o entidades".
En este sentido, en el desarrollo de su actividad "no adoptará posicionamiento ideológico, más allá de la defensa de los valores constitucionales o estatutarios", y su programación "dará cabida a todas las opciones y opiniones presentes en la sociedad valenciana para la correcta valoración e interpretación de los hechos por los ciudadanos".
NUEVE CONSEJEROS
En cuanto a sus órganos, RTVV contará con una Junta General, constituyéndose como tal el Consejo, a quien le corresponderá decidir sobre los asuntos que sean competencia legal de ésta.
El Consejo de Administración, por su parte, estará compuesto por nueve consejeros, incluido el director general, que tendrá la condición de miembro del Consejo de Administración a todos los efectos.
Las Cortes Valencianas elegirán a ocho consejeros a propuesta de los grupos parlamentarios por mayoría de tres quintos, aunque si realizada una primera votación, los candidatos no obtuvieran la mayoría requerida en el punto anterior, se procederá, transcurridas 24 horas, a una segunda votación entre los candidatos presentados, para cuya elección solamente será necesaria la mayoría absoluta de la cámara.
Las Cortes también elegirán, a propuesta de los grupos parlamentarios, separada o conjuntamente, al director general. Al igual que en el caso de los consejeros, su elección requerirá una mayoría de tres quintos en primera votación, pero tan solo mayoría absoluta en segunda votación. Los candidatos a director general propuestos deberán comparecer previamente ante la Comisión de Control de Actuación de RTVV.
El mandato de los miembros del Consejo de Administración, incluido el director general, es de seis años. Además, podrán ser renovados por una sola vez en su mandato, por un período de seis años.
Por lo que respecta a presidente del Consejo de Administración, cada miembro de este órgano escribirá un solo nombre en la papeleta y resultará elegido el que haya obtenido un número más elevado de votos. En caso de empate se reiterará la votación hasta que un miembro del Consejo obtenga más votos que el resto de posibles candidatos.
Por otro lado, RTVV destinará anualmente, como mínimo, un 6 por ciento de la cifra total de los ingresos obtenidos en el ejercicio anterior, de acuerdo con su cuenta de explotación, a la financiación anticipada de la producción europea de películas cinematográficas, películas y series para televisión, de documentales y de series de animación.
Además, impulsará la industria cinematográfica y audiovisual valenciana a través de la compra de derechos y la coproducción de cortos, largometrajes, series de ficción, películas para televisión y documentales y series de animación de productores independientes.
FINANCIACIÓN MIXTA
La financiación mixta del servicio público encomendado a Radiotelevisión Valenciana SA se materializa en una compensación por la prestación de servicio público, que se consignarán en los Presupuestos de la Generalitat, y en los ingresos derivados de la actividad comercial sujetos a los principios de mercado.
Además, RTVV podrá financiarse con los recursos provenientes de los productos y rentas de su patrimonio, de las aportaciones voluntarias, subvenciones, herencias, legados y donaciones, o de otros de derecho público o de derecho privado que les puedan ser atribuidos por cualquiera de los modos establecidos en el ordenamiento jurídico.