Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bacon vuelve a reencontrarse con El Prado

Encuentro de Bacon con el Museo del Prado. Vídeo:ATLAStelecinco.es
De esta manera, Bacon vuelve a la ciudad donde falleció el 28 de abril de 1992. Y además vuelve a un museo que tuvo un gran significado en su vida. Allí estudió la obra de dos de sus mayores influencias: Goya y Velázquez.
Entre las 78 obras de la muestra se encuentran algunos de sus trípticos más importantes. Con una importante carga de violencia y sexo, el pintor reflejó en ellas la fragilidad de la naturaleza humana en su aspecto corporal, el paso del tiempo, la muerte o la nostalgia.
La calidad pictórica y la maestría de la técnica hacen de Bacon uno de los artistas más importantes del siglo XX. Pese a esto, hace treinta años que no se le dedica una exposición en España.
Entre las obras que podrán contemplarse está un tríptico realizado en 1984 que no ha viajado a Londres ni tampoco irá a Nueva York. La muestra se organiza en varios apartados temáticos, según los asuntos sobre los que trabajó Bacon en las distintas etapas de su vida: Animal, Zona, Aprensión, Crucifixión, Crisis, Archivo, Retrato, Memorial, Épico y Final.

El visitante se encontrará con obras fundamentales como sus interpretaciones del retrato del Papa Inocencio X, de Velázquez, o su último tríptico en el que, junto a su propio retrato, pintó al fallecido piloto de Fórmula Uno, Ayrton Sena. MLS