Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berlín se prepara para una exposición "sin precedentes" sobre la Bauhaus

El museo Martin Gropius Bau de Berlín prepara una exposición sobre la legendaria escuela de diseño, arte y arquitectura Bauhaus que sus organizadores calificaron hoy, en una conferencia de prensa, de algo "sin precedentes" desde diversos puntos de vista.
En primer lugar, es la primera vez que las tres instituciones que manejan en Alemania el legado del movimiento Bauhaus hacen una exposición conjunta sobre el tema. En segundo lugar, es la primera vez que una muestra similar se realiza en Berlín. Y, finalmente, el tamaño y las dimensiones de la exposición la hará algo evidentemente especial.
La muestra, que se inaugurará el 21 de julio, tendrá cerca de mil objetos, procedentes de colecciones de todo el mundo, y costará cerca de medio millón de euros.
La elección del Martin Gropius Bau, uno de los museos más importantes de Berlín, no es casual. El propoio Gropius, fundador de la Bauhaus, salvó el edificio, que había pertenecido a su familia, cuando iba a ser demolido en 1946.
Sin embargo, la casa -construcción neoclásica típica del siglo XIX- no tiene relación arquitectónica evidente, lo que hizo que hoy durante la conferencia de prensa surgiese la pregunta acerca de porqué no se había escogido la Neue National Galerie, un edificio de Mies van der Rohe que fue uno de los maestros emblemáticos de la Bauhaus.
Hellmut Seemann, director de la Fundación Clásicos de Weimar, respondió a esa pregunta recordando que en Berlín había habido una gran exposición sobre Mies van der Rohe, no en la Neue National Galerie sino en el Altes Museum, para resaltar su relación con el arquitecto decimonónico Karl Friedrich Schinkel.
En el caso de la exposición de julio, uno de los objetivos de los organizadores -el Archivo Bauhaus de Berlín, la Fundación Bauhaus de Dessau y la Fundación Clásicos de Weimar- es mostrar como la Bauhaus había surgió en buena parte de un diálogo crítico con el siglo XIX.
Incluso formalmente, la exposición buscará un diálogo con la Martin Gropius Haus, introduciendo en algunos puntos del edificio modificaciones temporales que muestres contrastes y similitudes entre dos formas de concebir la arquitectura.
"No queremos mostrar lo que todo el mundo sabe que es la Bauhaus, queremos mostrar también sus orígenes y su desarrollo", dijo Seemann.
Esto último, en un edificio típico de la Bauhaus como la Neue National Galerie sería, según Seemann, mucho más difícil que en el Martin Gropius Bau.
La exposición, según la directora del Archivo Bauhaus Anne Marie Jaeggi, se concentrará en los orígenes y en el período comprendido entre 1919 y 1933 mientras que la recepción de la Bauhaus en otros países, y la influencia en el extranjero de quienes se marcharon al exilio tras la llegada del nazismo, podrá ser tema de otra exposición en el futuro.
Además, el tema de la divulgación de la Bauhaus en el mundo será objeto de una conferencia internacional que se celebrará paralelamente a la exposición.
Una primera sección de la exposición estará dedicada a la época en la que la Bauhaus estuvo en Weimar, entre 1919 y 1925. Esa sección, según explicó Jaeggi, le dará especial importancia a obras de los maestros de la Bauhaus en ese período. Entre esos maestros hay clásicos de la modernidad como Paul Klee, Vasily Kandinsky o Lionel Feininger.
"Muchas de las obras son pictóricas lo que nos permite recordar que la Bauhaus no sólo es diseño y arquitectura", dijo Jaeggi.
Otra sección estará dedicada a la época de Dessau, entre 1925 y 1932, y estará más concentrada a la arquitectura y, finalmente, se presentará la breve época de Berlín, entre 1932 y 1933 y el fin de la escuela precipitado por la llegada de los nazis al poder.
La exposición -titulada "Modell Bauhaus"- estará flanqueada por una serie de actos que se celebrarán en Weimar, Dessau y Berlín.
La exposición se presentará además en el Museo de Arte de Moderno de Nueva York después de que se cierre en Berlín el 4 de octubre.