Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanca Romero y Yon González no paran de trabajar este verano

Blanca Romero se ha quedado sin vacaciones tras su vuelta al mundo de la interpretación. La conocida actriz se encuentra inmersa en el rodaje de la serie 'Bajo sospecha' donde comparte protagonismo con Yon González, su pareja policial con el que trabajará en el esclarecimiento de la desaparición de una niña.
Antena 3 y Bambú Producciones han comenzado el rodaje de su nuevo proyecto en común bajo el nombre de 'Bajo sospecha'. La ficción, protagonizada por Blanca Romero, Yon González y Lluís Homar, estará lista para el próximo otoño. Todo girará en torno a la desaparición de una niña, punto de partida de la trama y serán dos policías infiltrados, Blanca Romero y Yon González, que dan vida a Laura y Víctor, los que intenten resolver el suceso desde dentro.
Este nuevo proyecto de la pequeña pantalla supone la vuelta a la televisión de Blanca Romero tras dos años apartada volcada en el cuidado de sus hijos: Lucía de dieciséis años, a la que su exmarido, Cayetano Rivera reconoció como hija, y que ya ha dado sus primeros pasos en el mundo de la moda, y el pequeño Martín, que acaba de celebrar su segundo cumpleaños, del que se desconoce la paternidad por expreso deseo de la artista.
Blanca Romero se separó por unas horas de sus hijos para acudir un día más al rodaje de la serie a las fueras de la capital.
Para el rodaje, Blanca lucía un look cómodo e informal con pantalón gris y botas camperas. En otra de las escenas que grabó lucía el mismo look con blazer gris y llevaba una carpeta en la mano. Grabó la escena con otros dos actores, un hombre y un niño.
En todo momento se pudo ver a Blanca muy integrada en el equipo al igual que su compañero Yon González. Que se lo pasó en grande en los descansos. No paraba de sonreír. Es evidente que siente pasión por su trabajo y lo da todo en cada grabación.