Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Booktubers y youtubers son "un porcentaje mínimo" en la Feria del Libro y "no suponen un problema", según el director

El director de la Feria del Libro de Madrid, Teodoro Sacristán, ha asegurado este lunes que los booktubers y youtubers presentes en esta 75ª edición han supuesto "un porcentaje mínimo" y que, en cualquier caso, "no suponen un problema" para la feria.
"Hemos hecho cerca de 4.600 actos de firmas y el porcentaje de ese modelo de firmante representa muy poco sobre el total. De todas formas, para nosotros son autores, tienen una editorial detrás y llegan a la feria con un formato y público nuevo", ha señalado en declaraciones a Europa Press el director de la feria.
De todas maneras, Sacristán no ha concretado si ese mínimo porcentaje de la presencia de youtubers y booktubers se corresponde con las ventas, ya que no disponen de una lista de libros más vendidos. La Feria del Libro cerró con unas ventas en torno a los 8,2 millones de euros, lo que supondría un incremento del 3,5% respecto a las cifras del año pasado.
A pesar de estas cifras, el director de este evento se ha mostrado "moderadamente satisfecho", puesto que "la problemática de la venta de libros no deja de ser preocupante". En este sentido, reitera que la feria continúa actuando "como una isla" dentro de un sector que tiene "picos y descensos muy marcados" en las ventas.
"Los primeros meses de este año no han sido nada buenos y la feria ayuda, pero no soluciona los problemas. Hoy tendría que estar regresando el público a las librerías y ojalá se produzca, pero lamentablemente éste fue mi deseo del año pasado y el tráfico a las librerías es inexistente", ha lamentado.
La piratería es una de las razones de la actual situación del sector y Sacristán --quien abandona este año la feria como director-- recuerda que, como organización, "no se puede hacer más que denunciar esta práctica ilegal". "El sector ya está muy encima de estos actos que no deberían dejar de considerarse como robo, porque no deja de ser un acto delictivo", ha apuntado.
Por último, respecto a los nuevos retos de la feria, ha señalado que "ya se están produciendo una serie de reuniones para analizar por qué se producen picos en las ventas". "Hay que tratar de que el libro tenga unas ventas más estables, lo que no sé es si recuperaremos la situación en la que estábamos antes de la crisis", ha concluido.
La Feria, que se inauguró el pasado día 27 de mayo, ha contado con 367 casetas y 479 expositores (26 organismos oficiales, 10 distribuidores, 63 libreros especializados, 56 libreros generales, 177 editores de Madrid y 147 editores de fuera de Madrid).