Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolina Cerezuela explica cuáles son sus propósitos saludables para el 2016

Carolina Cerezuela ha participado en el acto de presentación del nuevo plan de entulínea de Weight Watchers, Feel Good, en el cual se han analizado las pautas para el planteamiento de propósitos saludables vinculados a tres pilares: alimentación, actividad física y bienestar. El objetivo de Feel Good es la adquisición de un estilo de vida más saludable, a través de un enfoque personalizado que permita a cada persona comer mejor, moverse más y, en general, sentirse bien.
Con el inicio del nuevo año, son muchas las personas que se plantean propósitos para mejorar su bienestar físico y mental. En este sentido, Carolina Cerezuela también ha querido compartir los suyos, orientados a seguir un estilo de vida saludable: "Este 2016 me propongo cocinar los alimentos de forma más sana, por ejemplo a la plancha, dormir 8 horas al día e incrementar mi actividad física, ya sea caminando o practicando alguna actividad al aire libre. Estos hábitos me ayudarán a sentirme mejor y a ganar energía".
PAUTAS PARA ESTABLECER PROPÓSITOS SALUDABLES
Con el objetivo de fijar y cumplir los propósitos de año nuevo, Eva Campos Navarro, coach y psicóloga, ha explicado: "Los objetivos hay que saber establecerlos para que se adecúen a nosotros y a nuestra forma de vida y, de esa manera, nos será mucho más fácil llevarlos a cabo y mantenerlos en el tiempo". Además ha remarcado que, de lo contrario, "si nos planteamos objetivos que nos queden grandes, que conlleven un cambio muy drástico de vida o que, por ejemplo, impacten negativamente en nuestro entorno, podemos fracasar".
De esta forma, los propósitos deben ser específicos puesto que las metas genéricas son más difíciles de alcanzar, además de realistas, esto significa que deben ser asumibles y que tengamos tiempo para llevarlos a cabo. Por otro lado, deben ser objetivos medibles, por ejemplo en tiempo, y desafiantes, es decir, que supongan un reto.
En esta línea, Juanjo Rodríguez, personal trainer, también ha recalcado la importancia de crear una rutina: "Para que un objetivo se cumpla y se convierta en un hábito es necesario que seamos tenaces durante un mínimo de 21 días, de esta forma, estaremos trabajando para afianzar un estilo de vida saludable".
En cuanto a alimentación también es recomendable mantener un hábito y no saltarse ninguna comida. Tal y como explica Anahí Gil, responsable de Marketing de entulínea: "Comer cinco veces al día no sólo nos permite tener una alimentación más completa, también nos ayuda a obtener la energía necesaria a lo largo del día".
Para poder adquirir unos hábitos de vida saludable, entulínea de Weight Watchers aconseja cinco propósitos para el 2016:
1. No descuidar ninguna comida: es recomendable comer 5 veces al día y, en especial, no descuidar nunca el desayuno. De esta forma será más fácil afrontar la jornada con energía y controlar el picoteo entre horas.
2. Ponerse a uno mismo en primer lugar: es fundamental tener claras cuáles son nuestras prioridades y hacerlas valer en el día a día. Así, podremos dedicar tiempo a realizar aquellas actividades que contribuyen a la realización personal y al bienestar mental.
3. Practicar actividad física: sea cual sea la condición física de la persona, es aconsejable practicar ejercicio, ya sea caminar, subir por las escaleras, salir a correr o hacer yoga, entre otros. Para mantener la motivación, es fundamental que la actividad resulte gratificante para la persona y no una imposición. Además, es positivo marcarse nuevos retos para ir aumentando el tiempo de actividad.
4. Ser amable con uno mismo: para quererse a uno mismo y no infravalorarse, es fundamental dejar de criticarse por los errores cometidos. Para ello, hay que ser realista y dejar la autocrítica a un lado, puesto que las personas no pueden ser perfectas constantemente. De esta forma, será más fácil trabajar por un bienestar holístico.
5. Realizar actividades deportivas en grupo: el deporte, aparte de ser una fuente de bienestar físico y mental, es también una forma de socialización que nos puede ayudar a conocer otra gente, al mismo tiempo que aumentamos el buen humor.