Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cataluña vería "un escándalo y un disparate" trasladar los bienes de Sijena del Mnac

El conseller de Cultura de la Generalitat de Catalunya, Santi Vila, ha asegurado este viernes que para el Govern "sería un escándalo, un disparate y un error irreversible e irreparable, por el daño que causaría", trasladar las pinturas murales del Museu Nacional d'Art de Catalunya (Mnac) prodecedentes de Sijena.
Durante su visita al yacimiento de Empúries (Girona) el conseller ha defendido que en el conflicto por estas obras de arte, la sintonía entre la Conselleria de Cultura y las entidades culturales de Lleida "está siendo y será total", ha informado la Conselleria en un comunicado.
Vila ha dicho que con los firmantes del manifiesto que reclama que las obras de Sijena no salgan de Lleida, les une "la ilustración y el compromiso con la preservación de un patrimonio que es del conjunto de la ciudadanía".
"Creo que tienen que estar tranquilos, confiados, ya que el Govern está a su lado y está haciendo lo que debe hacer, y lo seguirá haciendo siempre", ha añadido Vila.
El conseller ha asegurado que en estos momentos el Govern "se está defendiendo con toda la vehemencia, con toda la contundencia, y con todo el rigor desde el punto de vista judicial".
"Desde el Govern seguimos convencidos de que tenemos la razón política, pero también jurídica", ha dicho Vila, que ha recordado que el Govern ha ido presentando todos los recursos necesarios, que piensa que acabarán bien.
DEFENSA "A PIE Y A CABALLO"
El conseller ha reiterado que el Govern no ha dejado de aplicar ni una sola de las vías de recursos que la legislación reconoce, y que no dejará de defender, "a pie y a caballo" las piezas de arte y su permanencia en Catalunya.
"¿Qué poca fe tendríamos en la propia razón si pusiéramos la venda antes que la herida?", ha dicho el conseller, asegurando que es bueno que la ciudadanía y las instituciones se posicionen, siempre con rigor y sentido ponderado.
A su juicio, nadie como el sector de la cultura debe ser percibido por los ciudadanos como "gente educada, gente culta, que argumenta y que no sólo exhibe víscera".