Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Centro Danza Canal presenta su proyecto residente 'Tábula rasa', "propuesta amable" para acercar la danza al público

Centro Danza Canal ha presentado este martes 14 de junio en Teatros del Canal (Madrid) el proyecto de danza 'Tábula rasa' de la compañía residente Tejido Conectivo. Según ha afirmado en declaraciones a Europa Press el director y coreógrafo de la compañía, Miguel Ángel Punzano, se trata de una "propuesta amable" para acercar al público la danza.
"Necesitamos más propuestas que acerquen al público la danza, porque al final siempre estamos en el teatro los mismos: nosotros, los bailarines, los actores... Necesitamos público nuevo", ha señalado el coreógrafo.
'Tábula rasa' es una pieza integrada por un elenco formado entre 5 y 7 bailarines, una propuesta "flexible" y "arriesgada" cuya misión es la investigación del movimiento y su comunicación por medio de la formación y la creación. El director de Tejido Conectivo comenta que la idea de realizar este proyecto viene motivada por su experiencia "vital", que coincidió con su llegada a Madrid. "Era un momento en mi vida que me apetecía romper con todo, empezar un camino nuevo", declara Punzano, que también cita como inspiración la 'tabula rasa' de Aristóteles, y asocia el concepto a la "mente del niño", que es a su juicio, "virgen".
"Lo niño me conectaba también con el juego, funcionaba muy bien como justificación para la pieza, la de los personajes, y la 'tabula rasa' me conectaba con la llanura, que es un paisaje característico de mi tierra, Alicante", relata.
Precisamente, la historia de 'Tábula rasa' transcurre en el patio de un recreo, de modo que el público pueda sentirse "reflejado" y que "reconozca cosas de su vida propia". En este sentido, la propuesta presenta "acciones cotidianas", según señala Punzano. "¿Quién no ha ido al colegio, quién no ha jugado al 'tulallevas' con los compañeros?", se pregunta el coreógrafo, que reivindica la sencillez de la propuesta, que a su parecer, se trata de un espectáculo no "tan abstracto", en el que no hay "que tener estudios para entenderlo".
'Tábula rasa' también contiene elementos de comedia, aunque Punzano rechaza que la pieza llegue a ser de este género, porque tal y como afirma, los componentes de la propuesta no tienen formación actoral. "Muchas veces los coreógrafos o los bailarines, cuando nos ponemos a montar, nos ponemos muy serios, muy densos, y el público se queda fuera", es como justifica la presencia de esa comicidad en la pieza, en la que no llegan en ningún momento al "clown". Según Punzano, 'Tábula rasa' parte "de lo cotidiano" para tratar de "hacer algo divertido".
Una de las peculiaridades de 'Tábula rasa' es que tiene doble formato: de calle y de sala. La diferencia entre ambos reside en la duración (la pieza de calle dura unos 25 minutos y la de sala en torno a una hora), así como el material que utilizan. La presentación del proyecto en dos formatos, según explica Punzano, tiene como objeto el acceso "a la mayor cantidad de circuitos", tanto de festivales de calle, "a cielo abierto", como a red de teatros. Además, que la pieza sea representada en la calle sirve para "sacar la danza fuera de los teatros a la calle" y para "que la gente se la encuentre".
Por el momento, 'Tábula rasa' termina la residencia en el Centro de Danza Canal este viernes 17 de junio, tal y como ha apuntado Punzano, que también ha adelantado las próximas residencias del proyecto por España. Así, tendrán residencias en agosto (en Alcalá de Henares y Cáceres), residencias técnicas, donde finalizarán la pieza de sala, la escenografía y la iluminación, "dos bolos" en octubre en Alicante, y otro en julio de la pieza de calle.
Las convocatorias de residencias artísticas temporales del Centro Danza Canal ofrecen la oportunidad a compañías que comienzan, junto a otras ya asentadas y de prestigio, de preparar su proyecto coreográfico en un centro con una de las mejores infraestructuras y dotación de técnicas de Europa, con nueve salas de ensayo, tres aulas teóricas, y otras facilidades adicionales, como camerinos individuales y colectivos, o la dotación de equipo de sonido y piano en todas las salas.