Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Coalición de Creadores ve en la reforma del Código Penal un "mensaje de esperanza" para la industria cultural

Recalcan que no afecta al ciudadano que acceda o descargue el contenido
La Coalición de Creadores considera "un avance positivo" la reforma del Código Penal, por la que las conductas graves cometidas por los responsables de páginas web de enlaces serán castigadas con hasta seis años de prisión.
A su juicio, éste es "un avance positivo hacia la imprescindible y urgente mejora de la tutela penal de la propiedad intelectual en internet", así como un "mensaje de esperanza" tanto para los creadores como para "todo un tejido empresarial e industrial".
El hecho de que la reforma plantee la elevación de la pena prevista hasta un máximo de seis años de prisión e incluya expresamente a las páginas de enlaces en el tipo penal es "una clarificación muy relevante", ya que supone la consideración de los delitos previstos en el precepto como graves, lo que "permitirá aplicar medios procesales y materiales para la investigación y persecución de unas actividades que así lo requieren".
Asimismo, añade que esta reforma se centra en las conductas delictivas más graves y no afecta por tanto al ciudadano que acceda o descargue el contenido: "No se le criminaliza", recalcan.
Además, destaca que la reforma se pone en marcha la misma semana en que la Memoria del Ministerio Fiscal ha constatado "un incremento de las acciones irregulares contra la propiedad intelectual a través de internet", y afirmado que es necesaria una actualización de las penas contra estos delitos.
Esto, añade la Coalición de Creadores, "podría apuntar que la Administración española parece decidida a actuar contra un mercado ilegal que desde hace años mantiene al país entre los primeros del mundo en consumo y tráfico ilícito de contenidos".
"Es un primer paso en la línea de las demandas planteadas durante años por las industrias culturales, y enérgicamente por la Coalición, para lograr un desarrollo sostenible y equilibrado de la Sociedad de la Información", apunta.
La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos está integrada por la Asociación Española de Editores y Distribuidores de Software de Entretenimiento (ADESE), la Sociedad de Artistas Intérpretes Ejecutantes de España (AIE), la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA), la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual (FAP), la Federación de Distribuidores Cinematográficos (FEDICINE), los Productores de Música de España (PROMUSICAE), la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y la Unión Videográfica Española (UVE).