Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coldplay, primer concierto en Kensington Palace

Con su traje azul y camisa blanca con el cuello abierto, marca de la casa, el príncipe Harry subió al escenario montado en Kensington Palace para el concierto benéfico que concedió Coldplay. Es la primera actuación en los jardines de la residencia habitual de los nietos de la reina Isabel II, un evento organizado para recaudar fondos para la fundación caritativa promovida por el hermano del príncipe William, Sentebale.
Al final de la actuación de la banda liderada por Chris Martin, el cuñado de la duquesa de Cambridge se unió al coro para entonar la canción de cierre, Up & Up. Con sus manos en el aire, el hijo del príncipe Carlos dio las gracias a los presentes por aguantar de pie bajo la lluvia y al coro, llegado desde la ciudad de Lesotho, donde la organización de Harry trata de desafiar el contagio de sida entre los jóvenes del África subsahariana. "Por favor, conducir con cuidado hasta casa y llevad el mensaje de Sentebale. ¡Y gracias a Coldplay, muchas gracias, vosotros habéis sacudido el palacio, habéis sacudido el palacio!", añadió el hijo pequeño de la fallecida Lady Di.
El grupo alabó el trabajo del príncipe en todas sus acciones solidarias y el empeño por llevar a cabo los Juegos Invictus. Además, le dedicaron Til Kingdom Come, uno de los muchos temas que amenizaron la tarde-noche, como Paradise, Clocks, Fix You y una versión muy especial de Heroes, el éxito de David Bowie, en homenaje a todos los que trabajan en Sentebale.