Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Museo de la Danza Española reunirá a Antonia Mercé y Mariemma a través de sus trajes

La estela de dos de las grandes figuras de la danza de todos los tiempos, Antonia Mercé "La Argentina" (1890-1936) y Mariemma (1917-2008), podrá apreciarse a partir de este sábado en una nueva colección de trajes de baile que se expondrá en el Museo de la Danza Española de Íscar (Valladolid).
"La Argentina", apodada así por haber nacido en Buenos Aires durante una gira de sus padres, también bailarines y coreógrafos, ha sido considerada por estudiosos y especialistas como una de las grandes renovadoras de la danza, de cuyo legado se nutrió, admiró y divulgó Mariemma a lo largo de su trayectoria.
Esa veneración también fraguó en la adquisición de algunos trajes de la Mercé que en su día donó Mariemma al Museo de la Danza Española, inaugurado en su localidad natal de Íscar (Valladolid) el 13 de febrero de 2007, que lleva su nombre y afronta ahora una renovación de su fondo expositivo con una nueva colección textil.
Dos años después de su apertura, el centro renueva contenidos con un cambio de colecciones de trajes, también para prevenir posibles daños y desperfectos fruto de una prolongada exhibición al público, han informado hoy a Efe fuentes de este centro gestionado por el Ayuntamiento de Íscar, que preside Alejandro García Sanz.
Entre las piezas que pasado mañana presentarán el modisto Elio Berhanyer y Tomasa Benito, sastra de Mariemma, destaca un vestido especialmente confeccionado para "La Argentina", para interpretar "La serenata" con música de Malat, con un tejido en seda de malva cedido por la reina Isabel II de Borbón.
Otras de las piezas que usó la Mercé y que podrá verse es un traje corto para bailar tanguillos, el mismo que llevaba la histórica maestra en las únicas imágenes grabadas existentes de quien acusó una sólida preparación y rigurosa formación académica y musical, y que estrenó en París en 1925, junto a Vicente Escudero, una versión en ballet de "El Amor brujo", de Manuel de Falla.
La visita de Elio Bernhayer al Museo de la Danza Española "Mariemma" se inscribe dentro de la relación que ambos mantuvieron y que fraguó el encargo por parte de la célebre bailarina vallisoletana de varios diseños, en 1955, para la coreografía de las Tres Danzas Fantásticas, de Joaquín Turina, que ella mismo creó y que también podrán verse en esta nueva etapa expositiva.