Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eugenia Martínez de Irujo y su hija continúan sus divertidas vacaciones juntas

Eugenia Martínez de Irujo y su hija Cayetana continúan compartiendo unas divertidas vacaciones, ahora en Baleares. Tras pasar algunos días en Marbella, donde han estado acompañadas por Fernando Martínez de Irujo, madre e hija disfrutaron de una divertida jornada en aguas de Formentera, de nuevo junto con el marqués de San Vicente del Barco.
Cayetana Rivera Martínez de Irujo pasó en julio algunos días de vacaciones con su padre, Francisco Rivera, y con Lourdes Montes. 'Tana', que ya es toda una adolescente, se divirtió junto a ellos en aguas de Ibiza a bordo de un barco, como mostraron unas fotografías en la revista '¡Hola!'.
Ahora Cayetana se encuentra junto a su madre pasando con ella los días de verano que le corresponden a su lado. Madre e hija eligieron Marbella como primer destino de vacaciones, y desde luego se lo pasaron muy bien juntas.
Madre e hija pasaron unos días en 'Las Cañas' la residencia de la duquesa de Alba en primera línea de playa en la cotizadísima Milla de Oro marbellí, y se integran en la vida cultural y festiva de la capital de la Costa del Sol, como demostraron cuando asistieron a los conciertos de Marta Sánchez y Gloria Gaynor.
Ahora Eugenia y 'Tana' continúan disfrutando juntas de la temporada estival, pero han cambiado las aguas marbellíes por las baleares. Allí están acompañadas por Fernando Martínez de Irujo, como también hicieran días atrás en la Costa del Sol.
Durante sus vacaciones en Baleares, Eugenia, Cayetana, y Fernando, disfrutaron juntos de una maravillosa jornada en alta mar. Para ello embarcaron en la costa de Formentera, desde donde partieron en una zodiac. Después se pudo ver a madre y a hija divirtiéndose en la cubierta del barco, sonrientes y confidentes con los amigos que les acompañaban.
DISFRUTARON DE UNA MARAVILLOSA JORNADA EN ALTA MAR
Horas más tarde desembarcaron. Para la ocasión Eugenia Martínez de Irujo eligió un vestido largo estampado en tonos blancos y marrones, que combinó con un jersey blanco de punto para resguardarse de las frescas temperaturas reinantes en la isla. También 'Tana' se abrigó, en su caso con una sudadera verde. La duquesa de Montoro, de 45 años, mantiene un espíritu juvenil que siempre le ha facilitado un buen entendimiento con su única hija, Cayetana.