Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos afirman que construir un ascensor en la Alhambra es viable pero difícil jurídicamente

Ven "necesario y posible" estudiar otras alternativas al acceso mecánico
Construir un ascensor en la Alhambra para conectar el monumento con la ciudad es técnicamente viable, aunque "complejo" desde el punto de vista jurídico al estar declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.
Esta ha sido la principal conclusión de la comisión técnica reunida este miércoles para abordar la idoneidad de instalar un medio mecánico que comunique el barrio morisco del Albaicín con la Alhambra, una idea que ha sido propuesta por el Ayuntamiento de Granada al considerar que muchos de los visitantes del monumento no hacen turismo en la ciudad.
Uno de los principales asuntos que han puesto de manifiesto los expertos en la reunión, que se ha prolongado durante seis horas, es que el pronunciamiento se está realizando sobre una idea y no sobre un proyecto, por lo que en principio se carece de suficientes elementos de juicio para emitir una valoración técnica propiamente dicha.
Al margen de este obstáculo, la comisión considera que es posible construir un ascensor en la Alhambra, tanto desde el punto de vista constructivo como geotécnico, ya que "cualquier formación geológica puede ser perforada", si bien alertan de que en este caso se requerirían muchas cautelas y esto supondría un gran sobrecoste.
Desde el punto de vista arqueológico ha habido discrepancias, según ha informado a los periodistas el presidente de la comisión, Manuel Vizcaíno Alcalá. Algunos de los expertos creen que la intervención podría acarrear un gran perjuicio económico" mientras que otros lo condicionan al lugar desde donde parta el medio mecánico. A este respecto consideran que la conexión desde el Paseo de los Tristes, a la altura del Puente de las Chirimías, es la mejor ya que la segunda, a la altura del Puente de Espinosa, presenta más complejidades.
Pese a todo, los expertos coinciden en señalar que no existe proyecto formal sobre esta propuesta, de modo que "no se ha demostrado" si hay viabilidad económica para este ascensor, al tiempo que advierten de que "la justificación turística" de la iniciativa no está fundamentada.
El presidente de la comisión considera que este tipo de intervención no tiene que poner en peligro la declaración de la Alhambra como Patrimonio de la Humanidad, aunque para ello debería hacerse una intervención de una "finura extraordinaria" que tuviera en cuenta todos los aspectos, incluido el impacto ambiental, paisajístico y patrimonial.
En esta línea, la comisión ha manifestado en el acta de la sesión la necesidad de estudiar otras alternativas que mejoren la conexión con la Alhambra.
Las conclusiones de esta comisión mixta --integrada por cinco técnicos de la Alhambra y cinco del Ayuntamiento-- serán remitidas al alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, y a la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, para que "ellos juzguen" y decidan el siguiente paso a tomar, como por ejemplo redactar un proyecto o estudiar otras alternativas diferentes.
PROPUESTA MUNICIPAL
La idea del Ayuntamiento de Granada es crear un sistema de túneles que conecte con un ascensor mecánico desde dos posibles enclaves.
El primero parte del Paseo de los Tristes, a la altura del Puente de las Chirimías, junto al Hotel Reuma, desde donde se crearía un túnel que recorrería la colina de la Alhambra mediante cintas transportadoras que llevarían hasta al citado ascensor, el cual subiría unos 64 metros hasta alcanzar el Patio de los Aljibes.
La segunda opción parte de la Carrera del Darro, a la altura del Puente de Espinosa, desde donde sale un túnel que se extendería hacia fuera de las murallas del recinto nazarí, lo que supondría más facilidades desde el punto de vista arqueológico. Desde ahí, el turista cogería un ascensor para llegar a la Puerta de las Armas. El Ayuntamiento apuesta por acondicionar una zona de paseo desde aquí hasta la Plaza de los Aljibes y poder así acceder al monumento.
Los túneles contarían con dos cintas transportadoras y tendrían una extensión de unos 92 metros en la primera alternativa y de unos 113 metros en la segunda, con un ancho de siete metros y una altura de 4, 5 aproximadamente.
Esta iniciativa fue presentada hace casi un año al Patronato de la Alhambra y el Generalife y está presupuestada en cuatro millones de euros.