Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Fernán Gómez estrena el martes 'Un brindis por la Zarzuela', una obra para todos los públicos

El teatro Fernán Gómez de Madrid estrena desde el próximo 10 de mayo, y hasta el 29 de ese mismo mes, la zarzuela compuesta para todos los públicos 'Un brindis por la Zarzuela, la invitación misteriosa', con libreto y dirección de Franciso Matilla y con obras de Chapí, Gaztambide, Rubio o Barbieri, entre otros.
"Es una obra cortita --1 hora y 15 minutos de duración--, pensada para quien le guste la zarzuela pero también para quien no la conozca", ha subrayado el director de la escena, Francisco Matilla.
Según ha reconocido, esta zarzuela está inspirada en 'El Murciélago' de Johan Strauss (hijo), una opereta cómica en tres actos, cuya protagonista, como una de las de la obra, se llama 'Adela'. Asimismo, ha destacado los guiños que realiza a la opereta y al teatro, a pesar de que la historia sea "sencilla".
Mientras, el coordinador artístico de la obra, Fernando Poblete, ha resaltado el "joven elenco" que interpreta la obra, un 'collage' musical compuesto por un total de 14 números musicales que incluyen entre otros: 'La viejecita' de M.Fernández Caballero; 'Robinson, El niño o Robinson' de F.A. Barbieri; 'Bohemios' de A. Vives; o 'Una vieja' de J.Gaztambide.
Matilla ha precisado también que el 'mézclum' de piezas musicales se ha elegido sobre la base de 'La Viejecita' y otros números que encajaban en la historia. "Es una obra inocente, directa, amable y divertida, que todo el mundo entiende", ha insistido.
SINÓPSIS DE LA OBRA
Roberto, un juerguista habitual, recibe la misteriosa invitación de un desconocido 'Marqués de Transilvania' para asistir a un baile de máscaras.
Con objeto de dar esquinazo a su esposa Adela y a su amante Luisa, finge un inesperado viaje. En la velada, sin que ninguno sospeche de la presencia de los otros, se presentan Alberto y Laura, primo y amiga de Adela, y más tarde Luisa, la amante de Alberto, a quien éste cree en cama víctima de un resfriado.
Un misterioso criado aficionado a la bebida, de nombre Ruperto, un medroso pianista y el inquietante Marqués completan los protagonistas en tan singular situación.
Los acontecimientos se irán precipitando en la medida que los personajes adivinen sus verdaderas identidades, hasta llegar a un desenlace inesperado.
RECUPERAR LA TRADICIÓN
'Un brindis por la zarzuela' está producida por Ópera Cómica de Madrid y Concerto XXI NVivo, una pieza con la que pretenden recuperar la tradición, en este caso asociada a las fiestas de Nochevieja, Valses, polkas, donde hay de todo y en abundancia, como el alcohol, según ha bromeado Matilla; una serie de hechos que se suceden para dar forma a esta particular velada en la que los "fragmentos aún recordados, alternan con otros que un día lo fueron".
El papel de Ruperto lo representan Jesús Cantolla y Angel Piñero; Roberto es Enrique Sanchez Ramos y también Gerardo Bullón; Alberto lo encara Enrique Ferrer; Luisa, Irene Palazón y Sagrario Salamanca; Adela, Itxaso Moriones e Irene Palazón; Laura es encarnada por Oihane Viñaspre. El maestro concertador de esta zarzuela es Sergio Khulmann.
Ópera Cómica de Madrid fue fundada en 1985 por Francisco Matilla y un grupo de profesionales, con el objeto de realizar espectáculos que por su originalidad y cuidada elaboración pudiesen captar la atención del público habitualmente alejado del mundo de la lírica, y que a su vez sirvieran para acercar títulos desconocidos o infrecuentes a los aficionados al género.