Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

François Hollande, "reunió" a su ex Segoléne, a Valèrie y a Gayet en 2011

Por mucho que François Hollande se empeñe en defender que todo lo que está pasando en torno a su posible relación con la actriz Julie Gayet y con la que es su novia actual la periodista Valérie Trierweiler, es privado y que a nadie le importaría, los franceses no lo creen así, argumentado que es el Presidente de la República.
El escándalo que parecía iba a quedar cerrado a tenor de la amenaza de demanda por parte de François, parece no haber hecho más que acrecentar el interés.
Mientras la actriz, no se ha quedado callada pues a reclamar a la revista Closer, 54.000 euros del ala, en lo que considera una intromisión a la privacidad, por relacionarle con Hollande. Closer cada vez da más datos y apunta que la pareja se estaría viendo desde hace dos años donde las rupturas y las reconciliaciones han marcado la pauta.
Según el semanario francés, Gayet quedaría impresionada con Hollande antes de ser elegido como candidato socialista en 2011. Ese primer encuentro fue posible precisamente gracias a la anterior pareja del dirigente socialista, Ségolène Royal explica Closer. Sea como fuere, el 22 de octubre de 2011 en plena fiesta de investidura del presidente socialista, a la izquierda de Hollande se encontraba su exmujer, tres filas más atrás se encontraba Gayet y un poco más retirada, siempre al lado de Pierre Moscovici -dirigió la campaña electoral de Hollande y ahora es actual Ministro de Economía-, se sentaba Valérie. Valèrie tras conocer el triunfo de su pareja le felicitaba afectuosamente.
Durante estos dos años, Closer asegura que la pareja ha retomado su relación y roto en varias ocasiones. Tras un primera ruptura, la pareja comienza a verse a en invierno del 2012 manteniendo encuentros en un apartamento de París, distinto al conocido la semana pasada. La relación se mantiene hasta la primavera siguiente, cuando los rumores de su posible relación cobran fuerza, y una persistente Valérie, se instala en el Eliseo, provocando la ruptura.
Poco le dura porque a partir de junio, Hollande y Gayet retoman su relación, con frecuentes encuentros en París, así como escapadas al sur de Francia, e incluso la actriz presenta al presidente a su familia, siempre según la revista. Entretanto, Trierweiler pasa sola sus vacaciones en Grecia y su distanciamiento con Hollande es cada vez más evidente. Los encuentros fueron en aumento y cada vez más cerca de casa, ya que no tuvieron reparos en coger un apartamento a escasos 100 m del Eliseo donde Hollande vivía con la periodista.
Saltada la polémica, Valérie no consigue soportar la presión y es ingresada en el hospital por una fatiga nerviosa extrema donde el Presidente iba a visitarla por primera vez el pasado jueves 16 de enero. Eso sí, según fuentes cercanas si que le mandó bombones. Los que le conocen apuntan que su frialdad y distanciamiento se traduce en todo un alejamiento, pero habrá que esperar para ver que pasa.
Hasta el hospital parisino de en el hospital parisino Pitié-Salpêtrière, también se ha acercado la exmujer y madre de los hijos de Hollande, Segolène.
De momento, esta historia que no debería importar a nadie, tiene su propio videojuego en el que Hollande va en un scooter salvando obstáculos, entre ellos a fotógrafos, para encontrarse con la joven Julie.