Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación Endesa ilumina el claustro del Reina Sofía para resaltar la importancia de su patrimonio histórico

La Fundación Endesa ha presentado la iluminación del claustro del Edificio Sabatini del Museo Reina Sofía (Madrid), con el objetivo de "resaltar la enorme importancia del patrimonio histórico y artístico" de España y ayudar a "apreciar el inmenso valor de las obras maestras" que ha ido legando la Historia del país, según ha afirmado el presidente de Endesa y de su Fundación, Borja Prado.
El edificio Sabatini es una construcción del siglo XVIII diseñada por los arquitectos José de Hermosilla y Francisco Sabatini. En concreto, el proyecto ha consistido en dotar a este lugar de una iluminación indirecta general y uniforme, mediante la intervención en las bóvedas del plano del techo, logrando así una mejora visual del espacio, pero respetando la armonía estética con los elementos arquitectónicos en los que se integra esta iluminación.
La presentación, que se ha materializado con una placa conmemorativa, ha contado con la presencia del ministro de Educación, Cultura y Deportes en funciones, Íñigo Méndez de Vigo; el presidente de Endesa y su Fundación, Borja Prado; el presidente del Real Patronato del Museo Reina Sofía, Guillermo de la Dehesa; y relevantes figuras del mundo empresarial y cultural.
"Estamos en un momento en el que es fundamental crear ejemplos y modelos, otras formas institucionales que sean sostenibles, que estén basadas en la noción de servicio público y en las que no se olvide que su objetivo es el conocimiento y no el espectáculo", ha asegurado Guillermo de la Dehesa.
De la Dehesa ha añadido que "el hecho de que la Fundación Endesa haya formado parte activa de una iniciativa del Museo Reina Sofía, supone dar un impulso importante a nuevas formas de intermediación entre el Museo, la comunidad artística y la sociedad".
En 2015, el Reina Sofía recibió cerca de 3.250.000 visitantes, un 20% más respecto al año anterior. Esto significa que sus esfuerzos para acercar el arte contemporáneo al público en general en sus diversas manifestaciones están siendo recompensados, tal y como indican la compañía y la institución en un comunicado conjunto.