Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gandía (Valencia) lamenta que el Arzobispado de Valencia retire unas cien obras de arte de un museo de la ciudad

El Arzobispado de Valencia se ha llevado un centenar de obras de arte del Museu de les Clarisses de Gandia. Las obras formaban parte de este espacio expositivo que se inauguró en marzo del año pasado fruto de un convenio firmado entre el Arzobispado y el Ayuntamiento de Gandia.
Un convenio que se renueva desde el año 2002 a través del cual, el consistorio ha aportado cerca de 600.000 euros a lo largo de estos años para la restauración y mantenimiento de las obras de arte y la apertura de este museo, y al que se sumó la Universitat Politècnica de València con posterioridad.
A pesar de este convenio, el Arzobispado decidió el lunes "de forma unilateral" retirar ese centenar de obras de arte, según ha relatado el concejal de Cultura de Gandia, Joan Muñoz, argumentando que el ayuntamiento no ha nombrado la figura de un director para el museo, algo que, según explicaba Muñoz, el consistorio no puede hacer "porque está sometido a un Plan de Ajuste que impide crear plazas de funcionario".
Muñoz se enteró de la retirada de las obras a través de un correo electrónico que le envió ayer mismo el delegado de Patrimonio del Monasterio, a pesar de que el gobierno local estaba buscando alternativas a través de un convenio con la Generalitat. Pese a que el Arzobispado estaba informado de ello, decidió retirar las obras de arte a través del acceso directo al museo desde el Convento de las Clarisas.
El edil se ha mostrado visiblemente enfadado, "sobre todo por las formas", dado que ni siquiera medió una llamada telefónica, y más teniendo en cuenta que el consistorio tiene la custodia de las obras de arte que se exponían en el museo.
La propuesta que había lanzado el consistorio para nombrar un director, tal como exigía el Arzobispado, era la de llevar hasta Gandia a un funcionario del Museo de Bellas Artes de Valencia, mediante un convenio con la Generalitat, con quien estaban en plena negociación. El gobierno municipal de Gandia estudiará si interpone una denuncia tras la retirada de las obras.
"FALTA DE DILIGENCIA"
Desde el grupo municipal del PP han criticado al equipo gobierno por su "falta de diligencia". Los 'populares' consideran que las explicaciones del concejal de Cultura en torno a lo ocurrido son insuficientes y le piden que gestione y dé soluciones en vez de lamentarse.
Añaden que la retirada de las obras de arte por parte del Arzobispado es una decisión que no sólo afecta al trabajo realizado por los anteriores gobiernos, sino que "es un gran varapalo para la cultura, el patrimonio y el turismo de la ciudad".