Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Goifman, director de "Filmefobia" considera importante hablar del miedo

El director Kiko Goifman, cuya primera película que realiza, "Filmefobia", compite en el 10º Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria, manifestó que es importante hablar sobre el miedo que siente el ser humano, que en el caso de las fobias se consideran como tabúes.
Goifman, natural de Brasil, ofreció una rueda de prensa en la que explicó que, pese a su experiencia en el género documental, "Filmefobia" (2008) es una película de ficción, con tintes de terror y comedia en la que emplea estrategias del documental para abordar las fobias de las personas, que pueden ser tan extrañas como las de los botones o las mariposas.
Consideró que su trabajo, que es una coproducción brasileña y alemana, se puede entender como una crítica a los documentales que emplean procedimientos para llevar a los sujetos a situaciones límites o a los "reality shows", si bien señaló que lo más importante es que está abierto a muchas interpretaciones.
Explicó que "Filmefobia" trata la historia de un director, interpretado por Jean-Claude Bernadet, que "cree en la idea de que hay una verdad en las imágenes de las fobias" y debe superar distintos dilemas para llevar a cabo su trabajo.
A los personajes en la película se les expone a sus fobias, indicó Goifman, quien señaló como curiosidad que algunos de los actores eran fóbicos, como él mismo, que actúa y da vida a un hombre que cuando ve la sangre se desmaya.
Para obtener información sobre las fobias, indicó que entrevistó a muchas personas con este problema que fueron localizadas a través de una página web que creó y que tuvo una "increíble participación".
Subrayó que mediante la web descubrió miedos tan extraños como el que sienten algunas personas a los botones, a los enanos y a ser penetradas.
Añadió que toda esta información se le trasladaba a los actores, quienes no siguieron un guión clásico, sino "ideas claves", pues el el guión que escribió para la película lo tuvo que desechar porque percibió que se iba a encontrar con muchas dificultades.
Goifman, de 39 años, es licenciado en antropología, y su trabajo se centra en la realización de documentales como "Actos de hombres" (2006), que fue seleccionada para el Forum de la Berlinale.