Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Guggenheim despide a su director financiero por irregularidades en las cuentas

El Museo Guggenheim-Bilbao ha despedido y denunciado a su director financiero, Roberto Cearsolo, por un presunto desfalco de casi medio millón de euros, según ha anunciado el director del centro de arte, Juan Ignacio Vidarte. El director financiero ha devuelto al museo casi 300.000 euros cuando fue descubierto el presunto desfalco. Las irregularidades fueron descubiertas en una investigación interna abierta en el museo a principios de mes para esclarecer el uso de seis millones de euros para la compra de dólares.
El director del Museo Guggenheim Bilbao, Juan Ignacio Vidarte, ha dado a conocer que el director de Administración y Finanzas de la pinacoteca, Roberto Cearsolo Barrenetxea, fue despedido como presunto autor de "irregularidades financieras y contables".
El desfalco afecta a dos sociedades que gestionan el centro de arte Tenedora e Inmobiliaria del Museo de Arte Contemporáneo de Bilbao. Tras descubrirse a primeros de este mes de abril la presunta apropiación indebida de 486.979,38 euros, Cerrároslo devolvió voluntariamente al museo 287.900 euros y ha ofrecido.
Investigación paralela
El Tribunal Vasco de Cuentas, que investiga la compra de dólares por parte de la pinacoteca, pidió el 3 de abril información sobre este asunto al museo que le debía facilitar el director financiero. Cearsolo estaba de baja y fue el subdirector del departamento el encargado de recopilarla. En ese momento, se descubrieron las presuntas irregularidades contables y falsedades documentales.
El máximo responsable del museo ordenó la inmediata apertura de una investigación para aclarar lo ocurrido y el alcance de lo presuntamente estafado. Una semana más tarde, Cearsolo remitió una carta a Vidarte en la que voluntariamente reconoció los hechos. Además informaba de la cantidad sustraída y se ofreció a colaborar para devolver el dinero.
Vidarte ha señalado que el lunes el presunto autor del desfalco entregó 36.000 euros, con lo que queda pendiente de reintegrar unos 190.000 euros, aproximadamente. El director del Guggenheim ha pedido disculpas por lo sucedido, aunque ha precisado que se trata de "un caso aislado" y que "los primeros interesados en que todo se aclare y en perseguir estas conductas somos nosotros".