Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan una posible intoxicación alimenticia de más de una decena de trabajadores de TVE

Las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid y el Grupo Cantoblanco, responsable del comedor del centro de RTVE de Prado del Rey, están investigando las causas de una posible intoxicación alimenticia leve de más de una decena de trabajadores en el día de ayer en el citado centro de la corporación.
Según han explicado fuentes de RTVE a Europa Press, tras tener constancia de esta posible intoxicación, se comunicó a las autoridades sanitarias las cuales acudieron al centro de Prado del Rey a tomar muestras. El resultado de este análisis se conocerá la semana próxima.
Estas mismas fuentes han señalado que un total de 16 personas fueron derivadas a diferentes centros de salud y a día de hoy ya han sido dadas de alta. Entre los afectados no hay constancia de que se encuentre ningún rostro público de la cadena. El comité de seguridad y salud laboral de RTVE también está implicado y trabajando en este asunto desde ayer.
Por su parte, la dirección del Grupo Cantoblanco ha lamentado el incidente y ofrecido disculpas, elevando a 18 la cifra de afectados. Además, ha anunciado una investigación sobre muestras de los alimentos ingeridos con independencia de la que lleva a cabo también de oficio la dirección general de Sanidad de la Comunidad de Madrid.
"La Dirección del Grupo lamenta el incidente y ofrece disculpas a los afectados por los que se ha interesado en todo momento y expresa su satisfacción también por la rápida recuperación de todos ellos, que ayer mismo habían abandonado los hospitales en los que fueron atendidos", ha explicado.
Según ha detallado, el equipo de control de calidad del centro destacaba que se habían cumplido "escrupulosamente" las normas de manipulado de alimentos congelados y que nunca se rompió la cadena del frío, que suele ser la causa más común de estos incidentes.
"Se recibió el alimento congelado del proveedor el día 20 y se sirvió a los clientes el día 21. No obstante se indaga la causa que ha podido ocasionar esta leve intoxicación, que hay que confirmar y, por supuesto, se esperan los resultados del análisis de la Dirección General de Sanidad", ha señalado.
El Grupo Arturo-Cantoblanco, especializado en la restauración, ofrece más de 30.000 comidas diarias. El Departamento de Calidad es el responsable del control y supervisión de la conservación, elaboración y manipulación de los alimentos, así como de asegurar la calidad y salubridad de los productos en todos y cada uno de los establecimientos.