Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jennifer Garner no quiere tener ninguna cita hasta que no esté divorciada

Jennifer Garner no tiene ninguna intención de mantener citas hasta que el proceso de divorcio de Ben Affleck haya finalizado. El 2015 fue un año complicado para la actriz, que enfrentó su separación del actor de 43 años con mucha valentía y siempre mirando por el bien de sus tres hijos en común. Según una fuente, la intérprete se encuentra en estos momentos en paz con la vida, pero eso no quiere decir que vaya a tener encuentros con otros hombres.
"Ella (Garner) ha encontrado más espacio para respirar. Ha sido capaz de concentrarse en sí misma", dijo a la revista People un informante cercano a la familia. "Jennifer hizo un esfuerzo para iniciar el año nuevo, y por ahora está siendo bueno. No encuentra su vida privada como algo ideal, pero lo acepta", añadía la fuente. En este sentido, el confidente de la publicación afirma que el amor no es una prioridad. "Es difícil imaginar que tenga una cita antes de finalizar el divorcio", añadió.
La misma fuente asegura que el oscarizado actor también se encuentra soltero en estos momentos, pese a los rumores de romance con la actriz Sienna Miller, con la que compartió el rodaje de Live By Knight, y de un posible enamoramiento de Halle Berry. "Ben no está saliendo con nadie. No son los mejores amigos, pero comparten la alegría de sus hijos", comentó otro informador de la publicación.
La revista asegura que el proceso de divorcio será largo porque ambos se están tomando su tiempo para ir adaptándose a sus nuevas vidas. "Están trabajando en los detalles, pero parece que nada ha cambiado", decía una fuente cercana al exmatrimonio. Sea como fuere, Ben y Jennifer fueron vistos el pasado fin de semana en Montana junto con sus tres pequeños, Violeta, Serafina y Samuel, un San Valentín muy familiar.