Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jennifer López disfruta de la noche neoyorquina junto a su novio, Alex Rodríguez

La historia de amor de estas dos figuras de importancia en el mundo de la canción y del deporte se va consolidando a medida que pasa el tiempo. La pareja decidió pasar la noche de ayer compartiendo tiempo juntos en un lujoso restaurante de la ciudad de Nueva York.
Hace muchos años que se conocen, aunque todos sus encuentros han sido esporádicos y de ámbito público. Como una casualidad del destino, Alex Rodríguez se cruzó en la vida de JLo en el año 2005. Ella y su ex marido, Marc Anthony, asistieron a uno de los partidos de los Yankees de Nueva York, equipo al que pertenecía el ex jugador. Todos pensábamos por entonces que los músicos constituían la pareja latina por excelencia, pero no nos imaginábamos que pasados algunos años las tornas cambiarían y el destino uniría de nuevo a Rod y Lo.
El romance entre el ex beisbolista de los Yankees y la cantante hispana empezó siendo algo pasajero, una nueva ilusión para ambos después de sus conocidas rupturas. Alex había dejado marchar a la bióloga Anne E. Wojcicki tras alcanzar su primer año de noviazgo. Por su parte, JLo hacía tiempo que había dejado de ser pareja del bailarín Casper Smart, con el que rompió amistosamente el pasado año. A finales de 2016 conocimos la aventura entre la cantante y el famosísimo rapero, Drake, al que habíamos visto declarando su amor por Rihanna sobre el escenario de los VMA.
Como sabemos, Nueva York es una ciudad muy importantes para ambos, donde están creando una vida en común desde que dieran los primeros pasos en su relación desde febrero. Ayer pudimos ver a la pareja salir de un restaurante de la ciudad estadounidense visiblemente felices.
JLo disfrutó del convite neoyorquino muy apropiada, con camiseta ajustada color nude y pantalones largos color caqui con cinturón de hebilla a la altura de la cintura. El look se complementaba con tacones altos a juego con la parte de arriba y chaqueta blanca de longitud media. A-Rod vistió muy elegante de traje gris, camisa blanca y zapatos negros.