Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jimmy Jump, multado con 1.880 euros por interrumpir el festival de Eurovisión

"Quiso interrumpir el espectáculo de Eurovisión y lo consiguió. Ahora ha pasado la noche en comisaría y, tras pagar la multa de 1.800 euros (15.000 coronas noruegas) ha salido en libertad.
Jaume Marquet Cot, como se llama este espontáneo profesional nacido en Sabadell en 1974, ha rematado con su incursión eurovisiva una trayectoria que hasta ahora había centrado en eventos deportivos como Roland Garros, la final de la Champions League o la Eurocopa.
En la final de este certamen en el Telenor Arena, cuando Daniel Diges interpretaba en el segundo puesto "Algo pequeñito", volvió a burlar las medidas de seguridad y permaneció durante veinte segundos integrado en el cuerpo de baile de la canción ataviado con una camiseta promocional de su página web y con el gorro típico catalán, la barretina.Tras huir del escenario por su propio pie, fue reducido por el cuerpo de seguridad del recinto y puesto a disposición policial.
Los noruegos se han tomado la intrusión de Jumpy Jump como un "drama histórico" nacional. Ha sido portada de los periódicos más importantes del país y le dedican editoriales y artículos. "Lunático", titulaba el periódico noruego Villmanen, ilustrando con una foto en la que el famoso espontáneo es señalado con un círculo rojo y dedicando en el interior una fotografía de doble página y un texto en el reverso, que recoge el bochorno nacional que ha provocado que 120 millones de televidentes comprobaran en directo este fallo de seguridad en Oslo.
"Se pudo haber evitado" en letras mayúsculas fue, en cambio, el enfoque más duro que dio VG, otro de los diarios del país, que tilda también en un amplio texto como "drama histórico" el escándalo protagonizado por Jimmy Jump en un artículo que, en su página web, está como el tercero más leído del día.
Sobre las críticas recibias, la NRK, la televisión pública noruega que se encargaba de la organización del evento junto a la UER (Unión Europea de Radiodifusión), asumió la responsabilidad del fallo de seguridad que permitió a Jump permanecer hasta veinte segundos en el escenario integrado en el cuerpo de baile de "Algo pequeñito", la canción con la que Diges concursaba en Eurovisión.
Sin embargo, el jefe de la cadena, Hans Tore Bjerkaas, se defiende diciendo que, si bien algunos foros eurovisivos se habían hecho eco de las intenciones de Jump de convertir el Telenor Arena en blanco de su tradición espontánea y él mismo había colgado en Facebook sus fotos en Oslo, esta información no habían llegado hasta la organización ni el equipo de seguridad.
Este periódico, enfatiza su crítica con cinco fotografías de actuaciones previas de Jaume Marquet Cot, el verdadero nombre del "lunático", como lo tilda el titular, en escenarios deportivos como Roland Garros, la final de la Champions League o la Eurocopa.