Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Johnny Depp se acoge a la Quinta Enmienda para no declarar sobre la orden de alejamiento de Amber Heard

A cinco días de la audiencia oral por la orden de alejamiento temporal solicitada por Amber Heard contra Johnny Depp, fuentes relacionadas con el caso creen que el actor de 53 años no testificará, acogiéndose a la Quinta Enmienda, por la que nadie está obligado a declarar contra sí mismo.
Aunque los abogados del protagonista de Piratas del Caribe no han hecho ningún tipo de comentario a esta rumorología, los letrados encargados de la defensa de la actriz de 30 años están convencidos del miedo del intérprete a declarar y a no soportar un interrogatorio duro.
Los juristas de la protagonista de La chica danesa creen que ni siquiera llevará a cabo una declaración por escrito negando la acusación de violencia doméstica como hizo Mel Gibson en su batalla contra Oksana Grigorieva. En aquella ocasión, el director de Braveheart admitió en el escrito haber abofeteado a la mujer, lo que le llevó a juicio.
Varios medios estadounidenses aseguran que ambas partes negocian en secreto un acuerdo económico para evitar el juicio. El pasado sábado, 11 de junio, el equipo del padre de Lily-Rose Depp hacía pública una carta que Samantha Spector, defensora de Amber, envió al abogado del actor, Jake Bloom, el 24 de junio -tres días después de la pelea que desató el divorcio y tres antes de la petición de la orden de alejamiento temporal -.
En esa misiva se relatan las exigencias de la joven: 50.000 dólares de pensión; 100.000 para su abogada, el ático que comparten en 849 South Broadway y el Range Rover negro. Según ese escrito, a modo de amenaza, si no se cumplen esas peticiones, Heard haría pública las pruebas de maltrato al que le sometió su marido durante los poco más de dos años de convivencia.
Veremos que depara el próximo viernes 17 de junio en la corte de Los Ángeles, donde la actriz ha decidido seguir viviendo. Mientras, el polifacético artista, recién regresado de su gira por Europa con el grupo Hollywood Vampires, se ha retirado a su residencia de las Bahamas, lejos de los focos y la atención mediática.