Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El poeta mexicano José Emilio Pacheco gana el Premio Cervantes 2009

El poeta José Emilio Pacheco ha ganado el Premio Cervantes 2009, según ha anunciado la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde. El galardón, considerado el más importante de las letras hispanas, está dotado con 125.000 euros y rinde un tributo anual de admiración a la figura de un escritor y al conjunto de su obra.
El prestigioso galardón ha recaído en el mexicano José Emilio Pacheco, que hace apenas unos días recogió el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.
Pacheco superó en la votación del jurado a otros poetas como el chileno Nicanor Parra, o el argentino Ricardo Piglia, que optaban por el reconocimiento. Además de otras conocidas figuras de las letras, como los novelistas Isabel Allende, Tomás Eloy Martínez y Sergio Ramírez.
El presidente del jurado, José Antonio Pascual, ha destacado que "definir a Pacheco es definir el idioma entero" y señaló que fue elegido por mayoría tras varias deliberaciones, es "un poeta excepcional de la vida cotidiana con profundidad y capacidad de recrear un mundo propio".
Nacido el 30 de junio de 1939 en Ciudad de México, la obra de Pacheco está marcada por su preocupación ética y reflexiva, sin perder nunca de vista la realidad cotidiana.
El escritor mexicano premiado este lunes con el Cervantes 2009, se negó a aceptar la distinción de ser "el mejor poeta mexicano vivo" que le otorgó una encuesta de la revista Letras Vivas en 2005.
 "No es una cuestión de modestia, porque si no, no estaría aquí". Así de modesto se mostró Pacheco que antes de la resolución del jurado "rechazó cualquier pretensión" de ser premiado.
Cuando le preguntaron sobre qué haría con el dinero en caso de ganar el Cervantes, Pacheco bromeó sobre lo que habitualmente se hace a su edad.
"Lo único que se puede hacer es invertirlo en gastos médicos". "Si este galardón me lo hubiesen dado de joven, probablemente estaría en Ibiza o en un casino", comentó.
Sobre su obra, el poeta se declaró incapaz de teorizar, aunque explicó que la presencia en su poesía del paso del tiempo y la preocupación por lo efímero "es consecuencia directa de haber nacido y vivido en México" donde todo desaparece "a un ritmo brutal".