Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Tallón reúne sus textos en 'Mientras haya bares': "La política es lo primero que se pudre en una columna"

El periodista Juan Tallón ha recopilado varios de sus textos en 'Mientras haya bares' (Círculo de Tiza), un compendio de columnas en los que el autor parte de la anécdota "para luego encender una pequeña luz" y en la que hay mucha reivindicación de los bares y locales de ocio.
En el libro de Tallón también hay espacio para literatura y periodismo, pero no tanto amor o política. Preguntado en una entrevista con Europa Press sobre los motivos por la preeminencia de unos temas en lugar de otros, el autor ha aseverado que una de las razones es que "la política es lo primero que se pudre en una columna".
"La política me concierne y me interesa porque nuestra vida pasa a través de ella, pero no ocupa un lugar relevante en mis hostigaciones literarias. Además, es lo primero que se pudre en una columna y no tiene recorrido, dos días después de ser publicada es más perecedera que otros enfoques", ha apuntado.
En 'Mientras haya bares' Tallón tira de anécdotas con humor para contar al lector cómo se encontró con Paul Auster en un pequeño bar de Santiago de Compostela o cómo se inició en el periodismo deportivo para luego ser relegado porque el presidente del club de fútbol estaba "más contento cuando solo se daba el resultado".
"La columna es más anecdótica y me permite ir de lo particular a lo general, aún cuando sea un particular insignificante y cotidiano, porque es más fácil que la gente se identifique con ello", ha indicado el periodista, quien insta no obstante a "relativizar la importancia" de este género periodístico que en un medio de comunicación "debería ser un instante festivo".
EN DEFENSA DE LOS BARES
Para justificar esta defensa de los bares que aparecen en gran parte de sus artículos, el periodista asegura que se trata de un lugar "donde transcurre la vida, de una forma más minimal quizás, y en el que se puede ver el mundo entero a través de él". "Nunca hay que desaprovechar la ocasión de entrar en uno, porque puede ocurrir un milagro", ha comentado con humor.
Por las páginas de este libro aparecen nombres de escritores como Faulkner, Blasco Ibáñez o Bioy Casares mezclados con otras referencias del mundo del cine como 'American Beauty' o 'Pulp Fiction', entre otros, que demuestran largos periodos de lectura y una afición por la literatura y el séptimo arte.
"Sobre todo he dedicado tiempo a lo que llamo una lectura 'sucia', porque aún sintiendo respeto por los libros, los he tratado sin misericordia. Los subrayo, los emborrono, no se me parte el corazón por doblarles el morro y anotar y levantar la cabeza del texto ante lo que me conmovía ha permitido que tenga una mejor memoria sobre lo leído. Al libro hay que acosarlo", ha aseverado.
EL FANTASMA DE LA ESCRITURA
A pesar de contar en algunas columnas la dificultad de enfrentarse a la hoja en blanco, Tallón considera la escritura "un acto de absoluta felicidad". "Lo que pasa que en esa felicidad ocurre que a veces tienes que convocar ciertas obsesiones y lo hace más difícil. Si tienes un proyecto es porque hay un fantasma y la escritura le abre la puerta", ha apuntado.
Los fracasos personales de los que habla en este libro también son vistos con optimismo por su autor a posteriori. "Nos hemos pasado fracasando una etapa de la vida porque las cosas no salían como queríamos, pero es una educación sentimental. Con el tiempo he aprendido a ser resistente a los pequeños fracasos de cada día y que nada nunca es grave", ha concluido.