Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta presenta una queja formal al Estado por la intrusión de militares en el Conjunto Arqueológico Baelo Claudia

La Junta de Andalucía, a través de su delegación en Cádiz, ha enviado una queja formal al subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, por la intrusión de un grupo de militares en el recinto que conforma el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia en Tarifa, titularidad del Gobierno andaluz y catalogado como Bien de Interés Cultural.
En una nota de prensa, la Junta explica que la queja se deriva de un informe procedente de la Delegación territorial de Educación, Cultura y Deporte en el que se da traslado de la denuncia oficial cursada ante la Guardia Civil en relación a las actuaciones que un grupo de unos 25 efectivos militares estaban llevando a cabo en Baelo Claudia el pasado día 1 de julio, fecha en la que fueron descubiertos por los vigilantes del recinto en una zona cerrada al público en el sector próximo a las nuevas termas marítimas excavadas parcialmente desde el año 2012.
Según los informes de la Delegación territorial de Educación, Cultura y Deporte, al parecer los soldados "habían accedido al lugar por un hueco en la valla metálica de acero galvanizado que no existía el día antes cuando se hizo la ronda reconocimiento por parte de la empresa de vigilancia".
El escrito señala también que los militares "en un primer momento hicieron caso omiso a la llamada de los vigilantes, aunque finalmente abandonaron el recinto por el mismo lugar por el que habían accedido".
Desde la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte, y así se ha recogido en la queja formal enviada al subdelegado del Gobierno, se apunta que estas actuaciones "son habituales y se vienen repitiendo periódicamente, con un nulo respeto hacia estos terrenos y los bienes arqueológicos".
De hecho, el propio informe realizado por la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte, recuerda que "ya en febrero de 2012 ocurrieron unos hechos similares por los que también se presentó denuncia en el puesto de la Guardia Civil de Tarifa, sin que hasta la fechan se haya tenido conocimiento de las actuaciones realizadas en este asunto".
En la queja formal enviada, el delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, lamenta que "dichos efectivos militares están realizando de forma consciente intrusiones en zonas cerradas de titularidad de la Junta de Andalucía con contenidos de alto interés arqueológico como es el caso de Baelo Claudia".
López Gil hace hincapié en "la gravedad de este tipo de conductas que no solo invaden espacios de titularidad de la Junta de Andalucía, haciendo caso omiso a las indicaciones de abandono en los momentos que se han detectado las mismas, sino que además suponen un riesgo y una amenaza de daños para las piezas arqueológicas o Bienes de Interés Cultural que en estas zonas se contienen".
El delegado de la Junta en Cádiz recalca que "por estas actuaciones reiteradas se han cursado las oportunas denuncias a la Guardia Civil", lo que no excluye que se traslade al Estado "una queja al respecto con el deseo de que se dicten las instrucciones oportunas para que cesen de inmediato estas conductas que no hacen más que perjudicar un patrimonio cultura de todos los gaditanos".