Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karl Lagerfeld se disculpa con Adele después de afirmar que estaba “demasiado gorda”

“Es una chica preciosa…Soy su mayor fan”. El diseñador Karl Lagerfeld se ha disculpado con la cantante Adele después de afirmar que estaba “demasiado gorda”. Tras la respuesta de la cantante asegurando que ella representa a la mayoría de las mujeres, el gurú de la moda ha insistido en que su comentario fue sacado de contexto.

En declaraciones al periódico ‘Metro’ de Nueva York, recogidas por Dailymail.co.uk, el modista afirma que “me gustaría decirle a Adele que soy su mayor fan. Algunas veces cuando se saca una frase de un artículo se cambia el sentido de lo que se piensa. Adele es mi cantante favorita y soy un gran admirador suyo”.
Lagerfeld, de 78 años, ha asegurado que también la admira por ser tan fuerte cuando se le hacen comentarios sobre su peso. “Yo perdí 30 kilos hace 10 años y me he mantenido. Sé cómo se siente uno cuando la prensa es mezquina respecto a tu apariencia”.
“Adele es una chica preciosa. Es la mejor. Y no puede esperar a escuchar su próximo CD”, señala.
En la polémica entrevista, Lagerfeld dijo que Adele estaba “demasiado gorda, pero tiene una cara preciosa y una voz divina”.
Tras los comentarios, Adele contestó e insistió en que nunca ha aspirado a ser el tipo de mujer que Lagerfeld muestra en las pasarelas.
La cantante de 23 años ha declarado a la revista People que “nunca he querido ser como las modelos de las portadas de las revistas. Represento a la mayoría de las mujeres y me siento orgullosa de ello”. Adele insistió en que no está obsesionada con su figura y tampoco trata de perder peso.
“Disfruto siendo yo; siempre lo he hecho. He visto gente a los que gobierna sus vidas, ya sabes, que quieren ser más delgadas o tener grandes tetas, y cómo los va desgastando. Y yo no quiero eso en mi vida”.
“Nunca ha sido un problema, al menos nunca he estado con el tipo de gente que lo convierte en un problema”, asegura. “Tengo inseguridades, claro, pero no aguanto a los que me las señalan”.