Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lindsay Lohan, interrogada por un presunto robo de joyas

La actriz ha vuelto a visitar una comisaría de policía, pero en esta ocasión no ha sido para declarar por haber sido pillada conduciendo bebida, por haber tenido un accidente de coche o para exculparse por atropellar a una persona, sino para contar su versión sobre lo ocurrido en una noche que se tornó comprometida.
Todo pasó el fin de semana pasado cuando Lindsay Lohan acudió a una exclusiva fiesta en casa de un amigo y, tras disfrutar de la velada, se quedó a dormir en esta lujosa residencia situada en las famosas colinas de Hollywood.
Al despertarse, el dueño de la casa se dio cuenta de que le habían desaparecido algunas joyas y llamó a la policía. Los agentes llegaron poco después y varios de los huéspedes fueron interrogados, incluyendo a la artista.
Lilo, en su interrogatorio y tal y como aseguran fuentes judiciales a 'TMZ', aseguró a los agentes que ella no tenía nada que ver con las joyas que faltaban en la casa de su colega. Es más, la estrella se mostró "muy cooperativa" con la policía, para demostrar que no podía ser una sospechosa más.
Todavía se desconoce la resolución de la investigación policial y por lo que parece, Lindsay en esta ocasión no tuvo nada que ver con el robo.
Aún así, no es el primer caso de robo de joyas en el que se ve envuelta la actriz. En febrero del año pasado, Lohan fue acusada de robar un famoso collar de una joyería de Venecia, y como ella no es muy amiga de las leyes, fue acusada de robo y violación de libertad condicional, sentenciada a 120 días de cárcel y 480 horas de servicio comunitario.
Tras algunas idas y venidas, Lindsay terminó con esta condena el pasado mes de marzo pero sus problemas no acabaron ahí. Después de volver a la vida pública y conseguir trabajo, a la actriz le dio tiempo de atropellar a una persona y a tener un par de accidentes de coche. Aún así, ¿conseguirá que los policías se olviden de su pasado cleptómano?