Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toby Sheldon, Justin Bieber a base de bisturí

Le gritan, le siguen, le lloran allá donde va. Pero para Toby Sheldon todo eso es simple locura adolescente. Lo suyo sí que es ser fan. Capaz de fundirse sus ahorros por desdibujar su cara para ser el otro Justin Bieber. Hay fans tan superfans que viven para ser Superman. Y si eso supone pasar 19 veces por quirófano pues adelante. Eso perseguía Justin. 90 operaciones para covertirse en el Ken de carne y hueso. Petrificados nos quedamos con la cantidad de Barbies repartidas por el mundo. Obsesionadas por el físico como una japonesa que reniega de sus rasgos para ser muñequita de porcelana. Adicta a la cirugía, Nillen. Más de 50 operaciones para quedarse muy lejos de su ideal: Nefertiti. Lo que Annette Edwards quería es difícil adivinar. Ni con pistas ni repasando su fisico de abajo arriba. Ella quiere ser Jessica Rabbit pero juzguen si el resultado habrá cumplido sus expectativas.