Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Manuel Soto, Niña Pastori o Pasión Vega, protagonistas del Festival de la Luna Mora de Guaro

El XVIII Festival de la Luna Mora de Guaro, que tendrá lugar los dos primeros fines de semana de septiembre, durante los cuales más de 25.000 velas iluminarán de noche las calles de esta localidad malagueña, contará como actuaciones más destacadas con los conciertos de Miguel Poveda, José Manuel Soto y Pareja Obregón, Niña Pastori y Pasión Vega, junto al dúo de pianistas Del Valle.
Así lo han trasladado este martes el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, y el alcalde de Guaro, Noé Oña, acompañados, entre otros, por el cantante José Manuel Soto. El primero ha subrayado el valor de este evento como "punto de encuentro entre las tres culturas de la que somos herederos en Al-Andalus y que quizá hoy más que nunca hay que reivindicar".
Según el consejero, "hay que buscar ese punto de encuentro que representa la Luna Mora y que ya se dio en Al-Andalus hace muchos años, en vez de estar observando y doliéndonos por los enfrentamientos en Gaza". "Hay que buscar un espacio para el diálogo y la reflexión", ha reclamado.
MÁS DE 40 ACTIVIDADES
Durante los dos primeros fines de semana de septiembre Guaro ofrecerá junto a los conciertos del auditorio un amplio programa de actividades: música arábigo-andalusí, sefardí, flamenco, espectáculos de danza, representaciones teatrales, exposiciones, talleres, pasacalles, etcétera. En total, más de 40 actividades.
El objetivo del Festival de la Luna Mora, que alcanza ya la mayoría de edad, es difundir el patrimonio cultural andalusí, junto a manifestaciones contemporáneas andaluzas.
El consejero ha señalado que este festival es una de las citas culturales y turísticas más esperadas del año, pero va más allá y se ha convertido en una oportunidad generadora de riqueza y empleo, porque "la cultura es también economía".
Alonso ha elogiado, asimismo, la labor de todo el pueblo de Guaro, que desde hace 18 años ejerce de "anfitrión de la cultura" y que convierte sus calles, iluminadas por miles de velas como hacían sus antepasados andalusíes, en parte de la escenografía del festival.