Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

McDonagh cree que no es difícil superar a la comedia americana en diversión porque "ya no tiene gracia"

El debutante, que ha presentado su primer largometraje, 'The Guard', reconoce huir de las películas europeas "lentas y aburridas"
El director británico de origen irlandés John Michael McDonagh ha asegurado este jueves que no es "difícil" superar a la comedia americana actual en lo que a diversión se refiere porque "ya no tiene gracia", a lo que ha añadido que ya no es tan difícil escribir un trabajo "divertido.
McDonagh , que ha presentado este jueves en la Sección Oficial de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) su primer largometraje, 'The Guard', ha se alado que su propósito era hacer una 'buddy movie', una película de amigos, pero al contrario, como finalmente sucede, y que siempre buscó alejarse de tramas que vio mucho como las de la serie CSI para escribir "justamente lo contrario".
"La comedia americana ya no tiene gracia, no es tan difícil escribir una película divertida, que las supere en gracia", ha reconocido el director, quien ha se alado que las comedias no suelen recibir financiación con facilidad por la consideración que se tiene sobre la "sencillez" con que se escribe, punto en el que aclaró que es más fácil elaborar un drama "cuando se gritan unos a otros".
Tras reconocer que sus obras norteamericanas favoritas se enmarcan a finales de la década de los 60 y los 70, ha focalizado su críticas también en el cine europeo, que cuenta con producciones que en ocasiones se parecen "mucho" y que, en ocasiones son "lentos y aburridos", lo que puede poner de manifiesto que las dirigen personas que se consideran "artistas" y que realizan trabajos personales, aspecto sobre el que mostró su desacuerdo.
Estrenada en salas "de cine de autor" de Estados Unidos, en Irlanda, donde ha sido la producción independiente "de más impacto", y de casi todos los países excepto Espa a e Indonesia, apuntó, 'The Guard'es un 'western' a la irlandesa y su primera incursión en el mundo del largo tras una mala experiencia con un director para el que escribió en 2003.
Interpretada por Brendan Gleeson y Don Cheadle -el segundo aceptó el papel por la admiración que le despertaba el trabajo del primero- , 'The Guard' es una comedia con elementos melancólicos y tristes que persiguen suscitar sorpresa en el público protagonizada por el sargento Gerry Boyle, un policía de un peque o pueblo de Galway aficionado al alcohol y a las prostitutas y que se inspira en el propio director.
"Es muy antiautoritario", ha reconocido antes de reconocerse de este mismo modo y aclarar que, en los actuales tiempos, estos personajes "conectan" mucho con la gente pese a que al suyo lo enfrenta con un "poli grande", el agente del FBI Wendell Everett, a quien envían para acabar con una red de narcotraficantes.
Es, además, el "antagonismo" entre los dos agentes de policía, que representan las diferencias entre la gente de ciudad y la del campo, un tema "universal" y de fácil comprensión que ha posibilitado la rapidez en la venta de la película, de la que no habrá "secuelas" aunque sí una posible venta del personaje, punto en el que reconoció que de ser así, no formaría parte del equipo que trabajase en ese nuevo proyecto porque lo "haría mal seguro".
Inspirada en las filmografías de John Ford y Preston Sturges, de los que incorporó el "clasicismo" y el "estilo de comedia", 'The Guard' está rodada en la costa irlandesa, que el director conoce por razones familiares -su padre es natural de Galway, lo que permitió que todas las localizaciones estuvieran ya incluidas en el guión-, y ha contado con sus amigos para interpretar papeles secundarios -"he procurado que cada personaje tenga su propia vida"-.
LA PELÍCULA
Su frialdad y negro sentido del humor tras un accidente de tráfico que no le hace inmutarse y del que se lleva la droga que portaban sus víctimas es la carta de presentación del sargento Gerry Boyle, un hombre de carácter desagradable, corrosivo, irreverente y maleducado que recibe con desprecio a su nuevo compañero, quien desaparece el primer día sin dejar rastro.
La investigación de un extra o asesinato y la alerta sobre la existencia en la zona de una red de narcotraficantes que esperan un envío valorado en millones de dólares llevan al agente del FBI Everett hasta el pueblo, donde sus habitantes estiman al sargento, de manera especial un peculiar ni o interesado en las pesquisas que se llevan a cabo.
La trama, que se desarrolla con una mínima participación de música tradicional irlandesa y con grandes dosis de temas vinculados al 'western' obra de una banda americana que seleccionó con la que pretendió dar a entender al público que se trata de un trabajo "distinto", se centra en la vida personal del sargento y en sus desavenencias con el agente del FBI.
Su madre, ingresada en una residencia y para la que quiere el más tranquilo de los finales, arranca la parte más humana de este sargento, amigo de las prostitutas e insobornable, al contrario de lo que sucede con otros de los miembros de la Policía que participan en la operación.
Su relación con Everett, cargada de crítica y sarcasmo por la forma de hacer de América y de los americanos, se hace poco a poco más fluida, lo que posibilita acceder e incluso poder enfrentarse a los tres cabecillas de la red, extra os amigos de la filosofía y las humanidades que serán testigos de la definitiva reconciliación entre los dos policías.
EL DIRECTOR
John Michael McDonagh nació y se crió en el barrio londinense de Elephant & Castle aunque su madre es oriunda del condado de Sligo mientras que su padre nació en el condado de Galway; tanto John como su hermano menor, el autor teatral, guionista y director Martin McDonagh, se educaron en Inglaterra, aunque viajaban con frecuencia a Irlanda para visitar a su familia.
Estudió hasta los 16 a os en el Salesian College de Battersea -después, según él mismo lo ha explicado, se quedó en casa disfrutando del "Estado del Bienestar" y viendo cine, y en el a o 2000 escribió, produjo y dirigió su primera película, un corto de once minutos titulado 'The Second Death'.
Tres años después obtuvo sendas nominaciones a los premios del Instituto del Cine Australiano y del Círculo de Críticos Cinematográficos de Australia por su guión para el largometraje 'Ned Kelly', una película dirigida por Gregor Jordan.