Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jean Alesi: "Durante mi visita me di cuenta de que algo había mejorado"

Schumachertelecinco.es

El expiloto de Fórmula 1, Jean Alesi es uno de los mayores rivales de Michael Schumacher cuando ambos competían juntos hace ya varios años. Dicho piloto ha dado señales esperanzadoras para todos los seguidores del heptacampeón del mundo de Fórmula 1. Ha sido después de visitarle en el Hospital de Genoble, donde se encuentra ingresado Schumacher después de haber sufrido un grave accidente de esquí.

Estas palabras se unen a las que ya explicaba, hace varios días, la mánager del piloto de Fórmula 1 alemán, Sabine Kehm. El francés Jean Alesi ha tenido la oportunidad de estar junto "al Káiser", descubriendo que, a pesar de que son pocas las mejorías, las hay.
"Durante mi visita me di cuenta de que algo había mejorado. He sentido que la familia hay un alivio, una gran alegría de cómo están evolucionando las cosas", epxlicaba Alesi para la revista alemana Speedwek. "Esto es bueno, aunque el camino a la normalidad será largo", explicaba el mismo piloto para dicho medio. Y es que Jean Alesi, quién le ha visitado ya varias veces, explica que hay un gran cambio desde las primeras veces que acudía al hospital para ver a Michael Schumacher.
"Al principio Michael solo respondía al dolor, por ejemplo si le pellizcabas. Aunque podía tratarse de una reacción inconsciente del cuerpo", pero aún así una reacción denotando que Schumacher no se encontraba en ningún momento en un estado de muerte cerebral tal y como algunos especulaban poniéndose en el peor sitio.
Abre a ratos los ojos
Y es que según diversos medios como el diario L'Equipe, del que se sabe gracias a Mundo Deportivo, dicho diario francés aseguraba que a ratos Michael Schumacher abre los ojos y puede establecer algo de contacto visual con los presentes en la habitación donde se encuentra ingresado.
Unos indicios que sumados a los demás hacen las cosas mucho más esperanzadoras para la familia y sobre todo a los miles de fans de Michael Schumacher, que aún siguen en vilo por el estado de su ídolo, después de que sufriese ese fatal accidente de esquí el pasado mes de diciembre de 2013, en la estación de esquí francesa de Meribel.