Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Félix Millet y Jordi Montull presentan la renuncia de sus cargos en la Fundació y el Orfeó

Félix Millet y Jordi Montull han presentado hoy la renuncia definitiva y formal de sus cargos tanto en el Orfeó Català como en la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música Catalana y en el Consorcio, que habían abandonado tras la presentación de la querella criminal de la Fiscalía de Barcelona.
Fuentes del despacho de abogados de Pau Molins y Jordi Pina, que defienden a Millet y Montull, han informado de que la renuncia de los cargos que hasta ahora ostentaban en el Palau de la Música ha sido presentada formalmente esta mañana a la presidenta en funciones del Orfeó, Mariona Carulla.
El pasado día 27 de julio, tras la entrada de los Mossos d'Esquadra en el Palau de la Música a la búsqueda de documentación sobre las presuntas irregularidades en las finanzas de la entidad, Félix Millet puso su cargo de presidente a disposición de la junta del Orfeó Català.
Hoy ha presentado su renuncia definitiva al cargo de presidente del Orfeó y los que se derivan de la presidencia de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música, así como del de vicepresidente y presidente de la comisión ejecutiva del Consorcio del Palau de la Música.
Por su parte, Jordi Montull ha dimitido de sus cargos de miembro de la junta del Orfeó Català, de la comisión delegada de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música y del Consorcio del Palau de la Música, además de patrón de la Fundación
No obstante, Gemma Montull, directora financiera de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música e hija de Jordi Montull y a la que la Fiscalía también incluye en la querella, no ha presentado por el momento la renuncia de su cargo, han indicado las mismas fuentes.
La decisión de presentar las renuncias de los cargos directivos comporta "el deseo de querer evitar los perjuicios que pudiera ocasionar a la entidad la actual interinidad y que de este modo pueda procederse a la convocatoria de la Asamblea de Socios del Orfeó Català y al nombramiento del nuevo presidente", se indica en un comunicado emitido por los portavoces de los abogados.
Estas renuncias llegan tres días después de que la junta directiva de la Asociación Cultural Orfeó Català solicitara en una reunión ejecutiva de carácter extraordinario celebrada el pasado día 29 de septiembre en Barcelona la dimisión de Jordi Montull, Gemma Montull y Clara Millet.
Esta última puso su cargo a disposición de los nuevos responsables del Palau de la Música unas horas después de que así se le solicitara formal y públicamente.
Por otra parte, la junta del Orfeó Català anunció también que emprendería "acciones penales, civiles y por daños morales" contra los anteriores gestores del Palau de la Música, Fèlix Millet y Jordi Montull.
La renuncia definitiva de los cargos que ostentaban Millet y Montull supone el fin de treinta años de vinculación personal y familiar a la gestión del Palau de la Música, una época marcada por el impulso de la institución, la rehabilitación del emblemático edificio modernista -declarado en 1997 patrimonio de la Humanidad por la UNESCO- y de una forma paternalista y personalista de enfocar esta dirección.
También finaliza una etapa en la que la confianza de los patrones del Palau en sus máximos gestores ha quedado totalmente rota, sobre todo después de la confesión de Millet y Montull en una carta al juez en la que admitían haber desviado al menos 3,3 millones de euros de la entidad para su propio beneficio.