Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El marido de Mónica Spear "pudo haber guiado la suerte de su familia hasta la muerte"

Mónica Spears, miss Venezuela 2004 y su marido, Henry ThomasFacebook

Han pasado casi diez días desde el espantoso tiroteo a Mónica Spear y su marido Thomas Henry Berry y la hija de ambos, donde la única que sobrevivió fue la pequeña Maya. La niña fue trasladada al hospital y sufrió tan solo un impacto de bala en la pierna, sufriendo una rotura de tibia. Los médicos aconsejaron no sacarle el proyectil.

Maya de cinco años, -que iba dormida en el vehículo- sobrevivió gracias a la rápida actuación de sus padres, ya que Mónica enseguida la cogió en el interior metiéndola en la parte baja del coche donde la guantera y la protegió con su cuerpo para salvaguardarla.
La pequeña tuvo que declarar lo que pasó y creía que sus papás estaban dormidos. Fue Rafael, el padre de Mónica el que narró como asimiló Maya las muertes de sus padres: "Mi papá y mi mamá no son tan viejos pero se quedaron dormidos y están en el cielo".
Huerfanita de padre y madre, el padre de Mónica enseguida explicó su decisión, iban a pedir a la autoridades venezolanas que la dejaran salir del país y que pudiera vivir con ellos en Orlando, Florida.
Una decisión, la de criarse fuera de Venezuela, que también han secundado los padres de Thomas. "Este país, sin duda no es lugar para que un niño crezca", declaraba a Globovisión thomas, el abuelo paterno de la niña.
De hecho, estos irlandeses afincados en Venezuela desde hace 35 años aseguraban: "No podemos ver a Venezuela de la misma forma que lo veíamos antes de que esto sucediera".
Según el mismo portal, Thomas Berry les comentó que su propio hijo: "Pudo haber guiado la suerte de su familia hasta la muerte", pero "quiso mostrarles las partes de Venezuela que la gente usualmente no ve". Su madre Carol Berry relataba que estaban preocupados por no saber en que zona se encontraban. "Él sabía de los riesgos pero no dejó que eso lo detuviera, estaba decidido a hacer lo que quisiera", afirmaba Carol Berry a Globovisión y The Telegraph. Y es que Thomas era un prestigioso organizador de viajes en Venezuela, creando paquetes a medida. No solo disfrutaba y vivía lo que hacía, sino que se lo transmitía a sus clientes, por lo que repetían con él.
Thomas y su mujer, llegaron en la época dorada del país que ahora ven irreconocible. El matrimonio que vive en Caracas revela, que ellos no suelen salir del país debido, a la delincuencia. Su otra hija, Katy, casada con un venezolano, lleva viviendo en Edimburgo, Escocia desde hace nueve años. Su hijo solo tiene un año, pero no ve que Venezuela sea un lugar para que crezca su hijo: "Tengo un hijo de un año de edad y yo no me veo regresando a Venezuela, no hay futuro para él" e insistía a su hermano que saliera de allí y estuviera más cerca de ellos.
Para los padres de Henry, "una muerte en Venezuela no es sorpresa" pero "cuando se trata de alguien cercano es un shock".
El empresario y marido de Mónica ya sufrió en el 2000 un disparo en el estómago por lo que abandonó el país durante cinco años pero el país caribeño le podía más y regresó: "Él amó a Venezuela, él amaba la aventura y la libertad que este país le daba", dijo su padre. La propia Miss sufrió cinco asaltos allí.
Ahora habrá que esperar que el destino de Maya sea como quieren sus abuelos.