Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Museo Picasso de Buitrago del Lozoya acoge una exposición con 46 carteles obra del autor

El Museo Picasso Colección Eugenio Arias de Buitrago del Lozoya acoge, desde este miércoles y hasta el próximo 10 de abril, una muestra de 46 carteles obra del autor malagueño datados de entre 1955 y 1984.
Según ha informado la Comunidad en un comunicado, 'Los carteles de Picasso' muestran una selección de carteles originales, pertenecientes al coleccionista malagueño Francisco Quero. Los carteles son encargados por museos y galerías de arte para exposiciones en las que Picasso participa, o en las que sus obras adquieren un único protagonismo.
Picasso, artista polifacético e inquieto, supo imprimir su personalidad en el cartel, convirtiendo un objeto de comunicación en un particular medio de expresión. Su interés por este método publicitario se remonta a su época en París, donde ya se siente atraído por los diferentes carteles que pueblan las calles y avenidas de la capital francesa desde que en el año 1900 se inventara la litografía offset, técnica que hizo posible las grandes tiradas y facilitó el diseño de los mismos.
Años más tarde, en 1945, conoce en la capital francesa al impresor Mourlot, quien le enseña la técnica de la litografía, lo que permite al artista desarrollar su capacidad creativa. En 1946, instalado ya en Vallauris, Picasso trabaja en el taller de cerámica Madoura y, con la colaboración de la imprenta Arnéra, realiza tres carteles litográficos para promocionar los productos de la zona.
En los años siguientes realizaría más de 200 litografías y carteles que se utilizaron para anunciar sus exposiciones y como propaganda a favor de la paz. Además, en la muestra pueden verse otras técnicas gráficas que utilizó Picasso como la linografía, grabado en relieve en el que se trabaja con una plancha de linóleum.
Esta exposición se enmarca dentro del programa anual de actividades que desarrolla el museo, dirigidas a todo tipo de público, "con la finalidad de acercar al visitante a la figura de Picasso y su obra desde la divulgación y la investigación artística".