Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muti opina que su tarea es que la música lleve a "la belleza y a la fraternidad"

El director de orquesta italiano Riccardo Muti, Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2011, ha opinado que su tarea es que la música lleve a la fraternidad y a una belleza aún no conseguida, en un mundo, ha dicho, en el que todavía existe "disarmonía, lucha, guerra y odio".
En su intervención durante la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, el maestro napolitano se ha definido como una persona "profundamente mediterránea", con sangre española, y ha recordado vivencias de su infancia, cuando su madre le mandaba a comprar embutido "a Toledo".
Tras bromear asegurando que los directores de orquesta "nunca deberían hablar" en público, Muti, que dirigió este jueves en el Auditorio el tradicional concierto de clausura de la XX Semana de la Música, se ha referido a los vínculos "fuertes e importantes" que unen su ciudad natal con España.
De este modo, ha explicado que el Teatro Real de San Carlos, en Nápoles, se construyó por voluntad del monarca Carlos III y ha recordado que las calles más apasionadas de la ciudad llevan el nombre de "barrio español".
Premiado por el jurado por su capacidad de "transmitir al público el mensaje intemporal de la música", ha concluido su discurso dando las gracias a la Fundación Príncipe de Asturias, a Sus Altezas Reales don Felipe y doña Letizia y a España. "Porque soy profundamente mediterráneo y una parte de mi sangre es española, este premio tiene un doble significado", ha apuntado el director.