Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Padura, premio Princesa de Asturias de las Letras: "La novela negra nórdica tiene tres autores, el resto pura bazofia"

Giménez Bartlett: "Parece que en España los escritores atamos a los perros con longanizas, pero hay muchas penalidades"
El escritor Leonardo Padura, Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015, ha criticado este martes a la novela negra nórdica, asegurando que cuenta con "dos o tres autores de valor y el resto es pura bazofia".
"Es lamentable haber tenido que esperar a que los asesinos vengan del frío para que salvaran al género", ha lamentado en un encuentro en la Fundación Telefónica el autor cubano, para quien el camino ya estaba abierto hace muchos años.
"Vázquez Montalbán, por ejemplo, era mejor que todos ellos juntos, Henning Mankell... Resulta increíble este tiempo de espera para tener un espacio cultural que nos habíamos ganado nosotros", ha señalado en referencia a las generaciones literarias de los 80 y 90.
Para el creador del detective Mario Conde, la crítica ha jugado un papel importante en este ascenso, a pesar de su labor "respetable e importante". "La crítica siempre va por detrás y en este caso ha ocurrido igual. Nos hemos visto deslumbrados por un género que se escribía mucho antes en otras partes del mundo", ha apostillado.
EL "APARATO DE PROMOCIÓN" ESPAÑOL
Padura ha participado en una charla junto a la reciente premio Planeta Alicia Giménez Bartlett sobre el estado actual de la novela negra. Ambos autores han coincidido en las dificultades que atraviesa la literatura en general, si bien con distintos puntos de vista.
Por un lado, Padura ha advertido que el escritor cubano "juega con desventaja" respecto al español, debido a que no cuenta con "un aparato de promoción interna que impulse la literatura". En su caso, residente en Cuba desde siempre, entiende que la situación política y social del país le ha perjudicado.
"Mis libros sí se pueden leer en Cuba, pero solo si se consiguen. Allí se hacen ediciones de 3.000-4.000 ejemplares, pero yo creo que mis novelas tienen un público lector potencial de 300.000 o 400.000 personas, si fuera posible venderlos", ha aseverado.
Giménez Bartlett se ha mostrado "sorprendida" ante esta cifra recordando que en España "el mundo de la cultura está igual de jorobado que en todas partes". "Parece que en España se está cojonudo y atamos a los perros con longanizas, pero la realidad es que hay muchas penalidades y gente que está escribiendo y llorando", ha matizado.
LOS MANDAMIENTOS DEL GÉNERO
La creadora de Petra Delicado ha asegurado que en el futuro aspira a que le "dejen seguir haciendo" lo que le apetece, dentro de un género en el que se siente "cómoda". "Para mi es fácil escribir una novela de género porque hay unos mandamientos básicos, sin ellos estaría tan perdida como un ateo que no sabe dónde agarrarse", ha indicado.
Ambos autores han defendido la "dignidad" del género que, tal y como ha destacado Padura, se le ha considerado menor "por la cantidad de novelas malas publicadas". Giménez Bartlett ha insistido en defender el carácter social de este género --su última novela aborda la crisis económica, por ejemplo--, afirmando que "lo humano casa bien" en esta escritura.
Por último, Padura ha adelantado que se encuentra escribiendo ya una nueva entrega de Mario Conde con "una virgen negra medieval" de protagonista de la trama. "Siempre me pasa lo mismo: tengo 200 páginas, dos muertos y todavía no sé quién es el asesino", ha concluido con humor.