Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Papás otra vez: Robbie Williams y su esposa esperan su segundo hijo

Robbie Williams y su esposa, la actriz estadounidense Ayda Field, van a ser papás por segunda vez, tras traer al mundo a su primera hija Theodora, de 19 meses, en septiembre de 2012. Ha sido el cantante británico quien ha querido hacer pública la noticia y mediante sus redes sociales ha anunciado que él y su esposa esperan su segundo hijo juntos. Ya el año pasado, el artista admitió que su hija había sido lo mejor que le había pasado y que estaba deseando ampliar la familia ya que le había cambiado la vida por completo. "Mi niñita es maravillosa. Pequeña Teddy. Vamos a hacer más 'niños' porque son increíbles", dijo. Pues bien, dicho y hecho, van a ser papás por segunda vez.
El cantante, poco después de informar a sus seguidores de la bonita noticia, quiso aprovechar uno de sus conciertos para aclarar, por si había alguna duda, que iba a ser padre por segunda vez: "Tengo noticias. Teddy va a ser hermana mayor. Mamá está embarazada", reveló. Y es que a pesar de que el cantante ha pasado por muy malas rachas a lo largo de su vida, ya que hace años estuvo ingresado en una clínica de desintoxicación debido a que se encontraba profundamente enganchado a las drogas, actualmente está mejor que nunca y, afortunadamente, está completamente recuperado.
Aunque todavía no se sabe si el bebé será niño o niña y cuándo nacerá, probablemente el cantante se encargará de compartirlo pronto, al igual que hizo con el nacimiento de su primera hija. Robbie subió una foto a su Twitter con su pequeña Teddy para presentársela a todos sus fans.
La pareja, que está felizmente casada desde 2010, parece que está encantada con su relación, y no tenemos ninguna duda de que va viento en popa.