Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El poeta y pintor Perejaume propone una vuelta a la naturaleza ante los excesos actuales

El artista catalán Perejaume presenta a partir de este lunes una retrospectiva de su obra en La Pedrera de Barcelona, una exposición que propone una reflexión sobre los excesos de la sociedad contemporánea y que aboga por la vuelta a la naturaleza como solución a la saturación del mundo actual.
La muestra, que lleva por título '¡Ai Perejaume, si vieras la multitud de obras que te rodean, no harías ninguna nueva!', está comisariada por Martí Peran y recoge más de 200 piezas, de las cuales un 80 por ciento son inéditas.
El visitante podrá hacer un recorrido que cuestiona la velocidad del progreso, el exceso de la creación, y la función y los límites del arte ante la acumulación de obras plásticas.
Perejaume aboga por la necesidad de "despintar, deshacer, de desdibujar" para volver a la naturaleza y reconstruir la relación del hombre con el medio ambiente, el sonido, el arte y el propio lenguaje.
Al principio de la exposición, se han colocado una serie de obras que critican el exceso del arte, llegando a convertir la propia pintura en un paisaje --con cuadros, por ejemplo, que dibujan un paisaje mediante lienzos-- que dispone a los visitantes a escuchar "la voz del propio mundo", según ha explicado el comisario en rueda de prensa.
A medida que se avanza en el recorrido, la naturaleza va tomando más importancia, con imágenes de árboles que "tocan tambores y se engalanan" y que quieren mostrar que la perfección existe en el mismo bosque, sin necesidad de que exista un discurso artístico o cultural.
"Después de todos los pensamientos y la actividad mental, sólo hace falta abrir los ojos al mundo y a la naturaleza", ha asegurado Peran.
La muestra recoge obras enigmáticas como un vídeo que --mediante el movimiento de telones de colores, que suben y bajan-- sintetiza todas las obras de Joan Brossa, y otra pieza audiovisual en la que cuarenta músicos interpretan al unísono todas las notas de la composición 'El cant dels ocells', de Pau Casals.
Todo ello se enmarca en salas en las que se oye el ruido del viento y se llenan de cortezas de árboles, troncos de encinas, piedras, trozos de montaña, mapas en relieve de los Pirineos y líneas isométricas que configuran dibujos que invitan al público a enraizarse en la Tierra y volver a los orígenes.
"Las líneas isométricas se confunden como un baile porque quieto quieto no hay nada, ni las montañas que se mueven geológicamente, por el cambio climático, la acción del hombre y la propia percepción", ha explicado Perejaume.
UN ARTISTA VINCULADO CON LA TIERRA
Perejaume (Sant Pol de Mar, Barcelona, 1957) es uno de los artistas catalanes más reconocidos que trabajos tanto en el campo de las artes plásticas como en el de la literatura, como demostró hace pocas semanas con la publicación de su poemario 'Pagèsiques' (Edicions 62), que aborda temas paralelos al de la exposición que se ha presentado este lunes.
A través de sus diversos recursos expresivos --pintura, escultura, dibujo, texto y vídeo, entre otras disciplinas-- reflexiona sobre los límites difusos entre la naturaleza y el arte, y entre lo real y lo imaginario.