Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El suizo Peter Zumthor gana el Premio Pritzker, el máximo galardón en arquitectura

El arquitecto suizo Peter Zumthor posa para los fotógrafos hoy lunes 13 de abril en su casa en Haldenstein, cantón de Grisons (Suiza). Zumthor ha sido galardonado con el premio Pritzker de arquitectura 2009. EFEtelecinco.es
El suizo Peter Zumthor es el ganador del Premio Pritzker, el máximo galardón en el mundo de la arquitectura y con el que el jurado rinde honores a su extraordinaria destreza, anunció hoy la fundación estadounidense Hyatt.
Zumthor recibirá el premio el próximo 29 de mayo en Buenos Aires (Argentina).
El condecorado, que durante 30 años ha trabajado en la remota localidad suiza de Haldenstein, se une así a un elitista club de arquitectos como Philip Johnson, Frank Gehry, Oscar Niemeyer y Zaga Hadid, receptores de ediciones anteriores del premio anual.
Zumthor es uno de los galardonados con una trayectoria menos ostentosa.
Según destaca hoy el diario The Washington Post, su obra llama la atención por su simplicidad visual, su dependencia de materiales puros y sensuales, incluida la madera y las piedras locales y por la cuidadosa integración en el paisaje urbano o natural.
Su proyecto de baños termales en la isla suiza de Vals es considerado con frecuencia como su obra maestra.
Su estilo se ha ganado el calificativo de purista, con unas líneas tan simples que recuerdan a la filosofía Zen.
El jurado destacó hoy la humildad e integridad de su estilo y su énfasis en principios arquitectónicos básicos.
"Su arquitectura expresa respeto por la primacía del lugar, el legado de una cultura local y las lecciones inestimables de la historia arquitectónica", destacó el jurado para explicar su selección.
"En las habilidosas manos de Zumthor, como en las de otros artesanos consumados, los materiales son usados en una manera en la que se celebran a sí mismos, sus cualidades únicas, todo al servicio de una arquitectura de permanencia", destacó el jurado.
Zumthor estudió arquitectura en Suiza y Nueva York y con anterioridad se había formado como ebanista.