Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piezas de quince metros decoran la fachada de la Tate de Londres

Fachada de la Tate de Londres. Foto: EFEtelecinco.es
El arte de la calle ha invadido la Tate Modern de Londres, cuya fachada a orillas del Támesis está adornada con murales ejecutados por creadores de Brasil, España, Francia, Estados Unidos e Italia. Seis artistas callejeros reconocidos internacionalmente han creado varias piezas de gran tamaño para decorar por primera vez el exterior del museo londinense. Cada imagen mide quince metros y logra transformar la visión del icónico inmueble desde el río.
La Tate, una antigua central eléctrica transformada en uno de los museos de arte moderno y contemporáneo más populares del mundo. Titulada Street Art at Tate Modern, la muestra que ha comenzado este viernes es la primera gran exposición sobre el arte de la calle jamás celebrada en un museo de Londres.
Entre los artistas invitados por la Tate para decorar su fachada con murales de 12 por 15 metros figuran el brasileño Nunca, que superpone imágenes de campesinos sudamericanos en paisajes urbanos de Sao Paulo, el colectivo neoyorquino Faile y el italiano Blu, que saltó a la fama en Boloña con sus imágenes que reflejaban una macabra fascinación con la muerte.
Otros artistas invitados por la Tate son Los Gemelos (Otavio y Gustavo Pandolfo), también de Sao Paulo, el francés JR, que cuelga retratos de habitantes de los suburbios pobres de París en los barrios ricos de la capital francesa, y el barcelonés Sixeart, que evoca con colores sicodélicos figuras inspiradas de los comics.
La exposición confirma que el arte de la calle, cuyos precios se han disparado en las subastas en Londres y Nueva York, es uno de los movimientos en el arte contemporáneo que registran un mayor auge. Aunque el término de arte callejero surgió en la década de los '70, este arte está en constante flujo y es muy difícil de categorizar, ha señalado la Tate.