Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Preocupación" de la Universidad de Lleida por la cesión a Aragón de obras de Sijena

La Facultad de Letras muestra su sorpresa por la decisión del conseller Santi Vila
La Facultad de Letras de la Universitat de Lleida ha expresado este jueves su "sorpresa y preocupación" por la intención de la Generalitat de ceder en depósito a Aragón y sacar de Catalunya parte del conjunto de obras originarias del monasterio de Sixena.
La Facultad asegura en un comunicado que la decisión del conseller Santi Vila que ha conocido por los medios de comunicación es "apresurada".
Argumenta que esta decisión no ha venido acompañada de la explicación sobre los acuerdos para ceder unas obras que fueron en su momento adquiridas, restauradas y conservadas mediante un importante gasto económico por parte de la Generalitat.
Recalca la facultad que tampoco se han explicado las consecuencias que se prevén al adoptar una decisión de estas características justo cuando hay un proceso judicial abierto que afecta al conjunto de piezas, tanto las conservadas al Museo Nacional de Arte de Cataluña cómo al Museo de Lleida Diocesano y Comarcal, todas ellas sujetas a la legislación sobre el patrimonio cultural del país.
"Desde el conocimiento del fondo y su contexto histórico a partir de la tarea desarrollada por los correspondientes investigadores de la Facultad de Letras, hay que exigir a la Generalitat que sea cuidadosa en la defensa y la protección del patrimonio catalán", señala.
En este sentido, agrega que los investigadores y las instituciones de Lleida directamente implicadas en este tema tendrían que ser "escuchados".
"Haría falta que las decisiones políticas no estuvieran influidas por otras actitudes que las inherentes a los valores de convivencia y bien común, los cuales nunca pueden estar reñidos, más bien todo el contrario, con la justicia y el legado histórico común", concluye.