Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primeras ediciones, facsímiles anotados y libros censurados en la exposición homenaje al Inca Garcilaso de la Vega

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha inaugurado este jueves una exposición en su biblioteca homenaje al Inca Garcilaso de la Vega en el IV Centenario de su muerte que incluye más de medio centenar de documentos, incluidos primeras ediciones de sus obras, facsímiles anotados por él y libros censurados por reyes españoles.
Nacido en el año 1539 en Cuzco, hijo del conquistador extremeño Sebastián Garcilaso de la Vega y de la princesa inca Isabel Chimpu Ocllo, Gómez Suárez de Figueroa fue un genuino representante del mestizaje cultural de ambos mundos.
"Garcilaso de la Vega fue el primer gran escritor de América que con su quechua natal y el conocimiento heredado del latín hizo del español una lengua americana", ha explicado el director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, en una conferencia inaugural de la exposición.
La exposición reúne ejemplares de todas sus obras, si bien destaca sobremanera la primera edición de los 'Comentarios Reales de los Incas', del año 1609 --editada en Portugal--. "Garcilaso tuvo muchos problemas con las licencias y, a la espera de publicarla, sacó antes 'La Florida'", ha explicado Charo Moreno, una de las responsables de la muestra, abierta hasta el mes de septiembre.
Otro de los libros destacados es un facsímil del libro 'Historia General de las Indias', de Francisco López, con anotaciones del propio Inca Garcilaso. Este libro fue muy importante en el devenir de su carrera y quedó marcado al incluir un suceso en el que su padre fue acusado de traición por ayudar a un 'rebelde' contra la corona española.
"Esta mentira me ha quitado el comer, quizás a mejor", anotó el Inca Garcilaso en esta obra. Según Montero, este hecho le llevó a "reivindicar constantemente la figura de su padre" en sus distintos escritos.
Un apartado incluye también varias segundas ediciones de sus obras, con mención especial para la publicada en 1723 de 'Los comentarios reales'. "La aristocracia inca toma conciencia de su situación y llevó a revoluciones en Perú, lo que obligó a Fernando VI a prohibir el libro", señala Montero.
En el siglo XVIII el "mundo incario se puso de moda y se convierte en algo exótico", lo que lleva a publicar muchos de sus libros de nuevo. "La monarquía incaica era comparada con los ilustrados, líderes buenos con su pueblo", la responsable de la exposición.
EL PADRE DEL GARCILASISMO
La muestra incluye también diversos retratos del Inca --al igual que sucedió con Cervantes, no hay ninguno oficial atribuido a su figura-- o estudios críticos de su obra, incluida la tesis de Riva Agüero, considerado 'el padre del garcilasismo'.
Villanueva ha insistido en la importancia de reivindicar figuras de las letras hispanoamericanas como en el caso de Garcilaso. "En nuestra sociedad parece como si todo lo cultural estuviera perdiendo espacio en favor de otros lugares comunes", ha lamentado.