Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Reina Sofía acoge el primer proyecto de la artista Tracey Rose en solitario en España

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) acoge el primer proyecto que la artista sudafricana Tracey Rose realiza en solitario en España, que podrá visitarse en el Edificio Sabatini desde este miércoles hasta el próximo 26 de mayo.
Se trata de un trabajo inédito que consta de una vídeoinstalación y de un conjunto de piezas lumínicas, acústicas y cromáticas que crean un espacio envolvente de energía, según ha explicado este martes la artista en declaraciones a Europa Press.
En este proyecto, titulado '(x)' y que forma parte del Programa Fisuras que lleva a cabo la pinacoteca, las piezas pueden ser vistas a través de corrientes telúricas y de los atributos de ciertos materiales que forman la obra de arte.
Para realizar la instalación, Rose (Durban, Sudáfrica, 1974) ha grabado una pieza audiovisual en el marco de una performance. Precisamente, uno de los escenarios para esta actuación fue el Reina Sofía, según cuenta Rose, así como otros lugares de la ciudad de Madrid.
Además, explica Rose, aunque la obra ocupa dos áreas del museo --la Sala de Bóvedas y el Espacio Uno--, cada una de las partes se concibe como un complemento conceptual del otro.
PRESENCIA FÍSICA
Una de las características de la obra de la artista sudafricana es su involucramiento físico en la obra. Su cuerpo se convierte en parte de la obra, tanto desnudo como disfrazado, ya que la creadora lo concibe como el medio que hace visible, de manera irónica, metafórica o explícita, una experiencia humana con el mayor grado de intensidad posible.
En esta ocasión, el cuerpo de Rose deambula entre dos estados: la angustia y el éxtasis que padece un cuerpo en el que parecen convivir laceraciones tanto físicas como psicológicas, según explica la artista.
Una vez más, Rose muestra cuál es el camino escogido para explorar su identidad artística y personal: la regeneración de su cuerpo y mente, liberado de las restricciones culturales e ideológicas, y su capacidad de actuar libre de normas y prejuicios.
El proyecto está incluido dentro del Programa Fisuras, un espacio abierto a la creación de los artistas que cuenta con la colaboración de Obra Social 'la Caixa'.