Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roberto Santiago y Fernando Tejero, juntos de nuevo en "Al final del camino"

El director de cine Roberto Santiago posa junto al equipo de la película "Al final del camino", durante la presentación de este film, hoy en Madrid. EFEtelecinco.es
Tras "El penalti más largo del mundo" y "El club de los suicidas", el director Roberto Santiago y el actor Fernando Tejero vuelven a unirse en "Al final del camino", una comedia sobre parejas en crisis filmada en el Camino de Santiago y que llega a los cines el próximo miércoles.
Malena Alterio, Javier Gutiérrez, Diego Peretti y Cristina Alcázar forman parte también del reparto de esta película, que relata la historia de una periodista y un fotógrafo que se llevan fatal y que tienen que hacerse pasar por novios para hacer un reportaje sobre un "gurú" que resuelve crisis de pareja en el Camino de Santiago.
"Lo primero que me llamó la atención de la idea que me propusieron es que el Camino de Santiago prácticamente no aparece en el cine español, cuando tiene todos los atractivos posibles para un cineasta, desde el punto de vista visual, por sus paisajes, y desde el punto de vista narrativo y dramático, porque lo que siempre quieres en una película es que los personajes recorran un camino que les lleve a cambiar por dentro", explicaba hoy Roberto Santiago.
Fue así como se decidió a rodar su cuarto largometraje, que define como "una comedia muy optimista". "Tenía ganas de hacer una película de esas que, al acabar, sales pensando: 'Merece la pena enamorarse, merece la pena hacer el Camino de Santiago, merece la pena ir al cine y merece la pena vivir'".
Escribió el papel protagonista para quien parece ser su actor "fetiche", Fernando Tejero, que, en su opinión, hace como nadie de antihéroe, como es el caso de este fotógrafo que a lo largo del Camino de Santiago acaba enamorándose de Pilar, la periodista que interpreta Malena Alterio y que también termina enamorándose del compañero al que odiaba.
Ambos han trabajado juntos en varias ocasiones, y el hecho de que hayan sido también pareja en la popular serie de televisión "Aquí no hay quien viva" hacía intuir ciertos riesgos que, finalmente, el director decidió correr.
"Yo firmaría ahora mismo un contrato para trabajar toda la vida con Malena", comentaba Fernando Tejero en la presentación de "Al final del camino".
El rodaje de la película se hizo en la parte gallega del Camino de Santiago y el equipo durmió en los albergues de este famoso itinerario espiritual y contó con auténticos peregrinos como figurantes. "Ha sido duro, pero divertido", comentaba Malena Alterio.
No obstante "el alma de la película no es el Camino, el Camino es el escenario, pero el alma son los actores, los personajes", apuntaba el director, quien señaló que contar con Diego Peretti en el papel del gurú del tratamiento de parejas en crisis ha sido "un regalo".
Como "devorador" de comedias, a Roberto Santiago le gusta hacerlas porque a través de este género "se pueden contar todas las historias importantes" y en este caso hacer "un canto al amor" y a que "siempre hay una manera peculiar de entenderse".
El director espera ahora que la película guste a los espectadores y se sume "a la primavera del cine español que estamos viviendo".
"El cine español tiene que ser autocrítico e intentar hacer mejores películas", subrayó, para apuntar después que los medios de comunicación "no ayudan mucho" cuando "critican una película, si no es comercial, porque no es comercial, y si es comercial, porque lo es".
"La única receta es hacer la película en la que uno cree" y "ser más abiertos" porque el cine "es un arte, pero también un producto comercial", dijo que el director, que ha prometido hacer el Camino de Santiago con otros miembros del equipo si su nuevo largometraje tiene éxito.
Isabel Laguna